Policiales
Domingo 10 de Abril de 2016

Violento asesinato de una docente en Rafaela

El crimen conmocionó a sus vecinos del barrio Martín Fierro de la ciudad del centro provincial. La docente llamada Nelly Zárate, directora de la Escuela Rivadavia, cultivaba un muy bajo perfil, y era muy apreciada por su carácter servicial y amable. Sorprendió a los investigadores la saña con que le propinaron los golpes en la cabeza que terminaron con su vida.

Nelly Zárate de Peludero, una docente de 52 años de edad, apreciada por sus vecinos del barrio rafaelino Martín Fierro por cultivar un muy bajo perfil y ser amable y solícita con todos, falleció inesperadamente ayer en su vivienda, “entre las 14:30 y las 15:00 en circunstancias de mucha violencia”, informó a la prensa el Dr. Carlos Vottero, fiscal a cargo de la causa.
 
La maestra, que era directora de la escuela primaria Nº 475 “Bernardino Rivadavia” de Rafela, fue asesinada por razones aún desconocidas, pero que por su ejecución mostraron saña y muchísima violencia. La víctima es viuda desde hace 17 años (1999) y tiene un hijo que estudia la carrera de Música en Córdoba, quien ya se encontraba viajando en la noche de ayer de regreso a Rafaela. 
 
Su vivienda particular se halla casi enfrente de la Terminal de Omnibus, en Ernesto Salva al 1800, entre las perpendiculares Simón de Iriondo y J.B. Iturraspe, en el barrio Martín Fierro.
 
Oficial
“Estamos con una persona fallecida en el interior de su domicilio -informó el fiscal Vottero a la prensa- y sería una muerte violenta. Están trabajando los peritos hace varias horas en el lugar; se está recolectando toda la evidencia, ya que dependemos de los peritajes en un primer momento y ya ordené la autopsia inmediata que se va a hacer en las próximas horas de la noche” (por la noche de ayer), informó.

Apenas ocurrido el hecho un importante despliegue de efectivos policiales y patrulleros que cortaron completamente la circulación en esa cuadra, llamó la atención del barrio y de la gente que esperaba en la Terminal que se agolpó por curiosidad para ver qué estaba pasando, lo cual fue adelantado por LA OPINION apenas ocurrido el hecho en el portal de internet.
 
Mucha violencia
De acuerdo a lo dicho por el fiscal Vottero, en cuanto a “la violencia” que caracterizó este crimen; se pudo establecer luego, en el lugar del hecho y producto del diálogo con los vecinos, que el dormitorio estaba lleno de sangre por todos lados, presentando una escena escalofriante propia de una película de terror.
 
Nelly Zárate, de 52 años, fue hallada en su cama boca abajo, vestida solamente con ropa interior y con traumatismos (golpes) muy severos en la cabeza. 
 
Al punto que se habría podido determinar que no se habría usado un elemento contundente sino que el crimen fue consumado a golpes de puño y patadas; con tanta saña y de tal magnitud que “la cabeza quedó destrozada” confiaron fuentes extraoficiales a este Diario, además de la gran cantidad de sangre en el dormitorio, según se dijo.
 
También se hallaba todo desordenado en su pieza y en la cocina, pero también en el resto de la vivienda.
 
La principal hipótesis manejada por los pesquisas es que todo se asemeja mas a un intento de abuso, en circunstancias violentas que a un intento de robo. Aunque esta segunda opción no debería descartarse, ya que según manifestaron vecinos a este Diario, “la maestra siempre traía dinero de la escuela”. Y por lo dicho por el fiscal Vottero a los medios, “todavía no podemos determinar si habría faltado algún elemento de valor en la vivienda”.
 
Un detalle muy importante manifestado por vecinos fue que, aparentemente alguno de ellos habría escuchado decir a través de una ventana: "Nelly te vine [o vinimos] a visitar" y el perro de la maestra no ladró; señal de que conocía a el o los visitantes, potenciales asesinos.
 
Se suma el hecho, escuchado también en el lugar del suceso, que la mujer aparentemente no opuso resistencia, por lo que podría haber conocido a su victimario. Entre otros detalles, se destaca que el hallazgo del cadáver de Nelly Zárate fue realizado por su mamá, que ingresó a la vivienda junto con una vecina, poco después del suceso.
 
Actuaciones
Trabajaron en el lugar del hecho más de cinco móviles policiales, pertenecientes a la Comisaría 13ª y otras comisarías, a la Policía de Investigaciones y a la GUR. Una gran cantidad de agentes policiales relevaba datos, detalles y testimonios por parte de los vecinos.
 
Además del fiscal de turno, Dr. Carlos Vottero, se hallaban presentes miembros de Criminalística (Policía Científica), personal del SIES 107 y el subjefe de la UR V comisario Marcelo Bustamante junto al Jefe de Orden Público, comisario Javier Gorosito.
Fuente: La Opinión de Rafael

Comentarios