Policiales
Lunes 13 de Julio de 2015

Volvieron a negarle la excarcelación a Mario Rossini

El titular de Bolsafé Valores, procesado por defraudación, administración fraudulenta y lavado de dinero, seguirá detenido en la cárcel de Las Flores. La jueza de Cámara opinó que hay riesgo de fuga y entorpecimiento de la investigación 

Una vez más un tribunal de alzada le dijo al contador Mario Rossini que deberá permanecer tras las rejas hasta el día que inicie el juicio en la investigación que lo tiene procesado por defraudación y administración fraudulenta en más de 400 casos y lavado de dinero. 
El fallo de la jueza Ana María Figueroa, quien presidió la Sala B de la Cámara Federal de Rosario, sostuvo que aún hay serios riesgos de fuga y de entorpecimiento de la investigación por parte del presidente de Bolsafé Valores y BV Emprendimientos, dos empresas que fueron claves en el origen de la megaestafa bursátil -en la que también intervinieron gerentes del Banco Galicia y Valfinsa SA. Rossini está detenido en la cárcel de Las Flores desde abril, cuando la Cámara le revocó el beneficio de prisión domiciliaria. El contador había obtenido esa morigeración de la medida cautelar cuando su abogado defensor, Néstor Oroño, alegó problemas de salud que requerían de condiciones de detención menos gravosas. Sin embargo, y tras una larga batalla de apelaciones de la fiscalía, el imputado volvió a pasar sus días en cárcel común.
Hace poco más de una semana, el juez federal Francisco Miño amplió la imputación inicial que pesaba sobre Rossini, le agregó el delito de lavado de activos y le trabó un embargo por 30 millones de pesos.
Miño consideró que “existen numerosos indicios que conducen a sostener que Rossini (como titular de Bolsafé y BV Emprendimientos) habría desarrollado maniobras tendientes a darle licitud a fondos que habría obtenido como consecuencia de los desapoderamientos”. El juez calculó aquellos fondos en $40 millones al menos entre abril de 2012 y febrero de 2013.
El 10 de marzo pasado, el fiscal Walter Rodríguez; el fiscal general a cargo de la Procelac, Carlos Gonella, y el coordinador del área de Fraudes Económicos y Bancarios de esa procuraduría, Néstor García Paradiso, individualizaron a más de 400 víctimas de la estafa, y expusieron que la normativa antilavado se basa en que las entidades financieras, como en este caso el Banco de Galicia, Galicia Valores y Valfinsa Bursátil, tienen la obligación de recabar información de sus clientes como Bolsafé Valores y BV Emprendimientos; y deben informar a la UIF cualquier operación sospechosa.

Comentarios