Ovación
Martes 27 de Septiembre de 2016

¿Y dónde está el pique?

El Quillá le ganaba a Ateneo por 1-0 con gol de De Olivera. El empate llegó con un remate de David Pereyra, en una jugada que el balón se estrelló en el travesaño, picó y no entró, pero el árbitro Enzo Silvestre lo convalidó

El Quillá, uno de los líderes del Clausura de Primera, igualó 1-1 en su visita al predio de Ateneo Inmaculada. Ganaba el Tiburón con el gol de Juan De Olivera en la primera parte, pero lo terminó empatando en una jugada polémica David Pereyra.

En busca de otra victoria

Con ese objetivo los dirigidos por Cachito Roteta llegaron al predio Colegial para seguir encaramados en el liderazgo, pero les costó y mucho. Enfrente se encontraron con el elenco de Dipangrazio, que también quiso lo suyo, y con otras necesidades porque solamente se piensa en seguir sumando para salir de la zona roja del descenso.

Así se planteó el partido. El local tomó las riendas y marcó sus territorio, inundado el mediocampo, pero además con dos muestras para mojarle la oreja al rival. A los 8' un desborde de Justo Rodríguez pero Juan Ramírez no alcanzó a conectar para poner el primero. Un minuto después un desborde por la derecha, el centro enviado al primer palo, David Pereyra la taqueó para aventajar a Poch, pero la pelota cruzó todo el frente del arco, salvándose nuevamente la visita.

El Quillá no encontró mejor forma de llegar al arco de Alejo Rodríguez a los 22', con cinco corners consecutivos, en donde pasó de todo y la pelota no entró.

La respuesta a tanto empujar y aprovechar el momento de seguir apretando fue a los 27', cuando en un pelotazo corto, que quedó boyando al borde del área grande, la pelota picó alto. Todos siguieron de largo, menos Juan De Olivera, el goleador, que olfateó que el viento lo ayudaría, y puso toda su experiencia para definir de emboquillada ante la mirada del uno Colegial, que quedó a mitad de camino.
Golazo de De Olivera, para marcar su quinto gol consecutivo, ya que le marcó uno a El Pozo, dos a Newell's y otro a Atenas. Cifra nada despreciable para el Robot del Parque Sur.

Los de Roteta tuvieron una más, en donde pudieron sentenciar la historia del partido. Sobre los 43', el arquero Rodríguez salió fuera del área y Presser se encontró con la pelota, metió en zurdazo y su remate pegó en la base del poste izquierdo. Todo esto daba para que la historia quedara abierta.

Un polémico empate

La primera de la etapa complementaria fue la jugada del empate, sobre los 12'. Una desatención en la defensa visitante lo encontró a David Pereyra en franco remate para la igualdad y así fue. Pero lo fue con una jugada polémica, porque la pelota la alcanzó a manotear Poch, se estrelló en el travesaño, picó en forma recta, el balón salió y el juego siguió. El línea Leandro Vivas llamó a Silvestre y este convalidó el tanto. Quedó toda la sensación que la pelota no ingresó. Silvestre tomó la decisión y cobró el empate.

Ahí nació un nuevo partido, porque el Colegial se tranquilizó, le dio la pelota a la visita, la manejó, pero careció de ideas para buscar la victoria. Todo lo que se erraba en un arco, se pesaba en el otro, porque comenzaron las contras de los de Dipangrazio, que hicieron doler la cabeza más de una vez a Cachito Roteta.

Un minuto después del gol, una media vuelta de Weisser obligó a Poch a volar para sacar la pelota al córner. Los cambios hicieron efecto en Ateneo, porque entraron ordenados sabiendo qué hacer pero, por el otro lado esos cambios produjeron algo de impotencia al saber que se hacía lo que se podía pero no se podía definir el partido. El resto de las emociones llegaron al final cuando Manzur envió un centro al segundo palo, en donde Bernal cabeceó solo pero Ingino estaba en la línea para salvar la caída de El Quillá.

A los 44', Manzur otra vez abriendo la cancha, asistió a Toniollo y el experimentado remató de zurda, pero la pelota pegó en la parte externa de la red. La última fue a los 46', en donde Poch terminó siendo la figura del partid,o por sostener el empate y no irse con las manos vacías. Un córner de Bernal al centro del área, la pelota la recibió Justo Funes, que lo fusiló a Poch para tapar la pelota del partido. La jugada siguió, ya que Martini encontró el rebote, cabeceó y Lautaro Toresani salvó en la línea, lo que pudo haber sido la victoria de Ateneo.

La polémica perdurará por varios días más, Silvestre no dudó y marcó el empate. El Quillá se llevó un punto en mano, antes que nada. El campeonato sigue. Ateneo demostró guapeza, sabe a qué juega y no se entiende por qué está peleando abajo.

Comentarios