Ovación
Lunes 18 de Abril de 2016

Ya tienen roce internacional

Los hermanos Alejandro y Nereo Suárez recibieron una beca para entrenar en Estados Unidos durante cuatro meses, donde mostraron su potencial al ganar varios torneos.

El presente les sonríe. No solo porque se divierten y crecen jugando al tenis, sino porque son dos de los proyectos más importantes de Santa Fe. Alejandro (13 años) y Nereo (12) Suárez no solo muestran su talento dentro de la cancha, sino también afuera, ya que son dos alumnos ejemplares y si bien el deporte es una parte relevante, no descuidan la escuela, sabiendo que es fundamental en su futuro.
Entrenados por su padre Alfredo, ambos no paran de crecer y hace varias temporadas que vienen dejando su marca en los diferentes torneos. En 2014 se llevaron el Interclubes en sus respectivas categorías y en 2015 marcharon por la misma senda. A raíz de semejante actualidad fueron reconocidos con una beca de entrenamiento en Houston, Estados Unidos, en la prestigiosa academia The Club, que congrega a talentos de todas partes del mundo. Fueron cuatro meses en donde captaron detalles nuevos, no solo de técnica y entrenamiento, sino también del día a día y las cosas que no se deben descuidar. La particularidad estuvo es que todo se realizó sobre superficies rápidas, ya que en la Ciudad de Garay lo hacen en mayor medida en polvo de ladrillo.
Desarrollaban dos turnos de tres horas, cuidando el horario para las comidas y el descanso, además de la recuperación. El manejo del idioma fue un problema al comienzo, pero a medida que fueron pasando los días se adaptaron y hasta se animaron a aprender y hacerse entender.
En su estadía, que comenzó en noviembre y concluyó en febrero, disputaron tres torneos con resultados positivos: Alejandro ganó dos de tres y Nereo todos. Una ratificación de todo el buen trabajo de formación y que Santa Fe no tiene nada que envidiarle al resto, salvando las distancias en cuanto a infraestructura..
 
Mucho por contar
Ya de regreso en la rutina y la vida santafesina, los dos se dieron una vuelta por Diario UNO para charlar con Ovación, donde contaron sobre esta nueva experiencia. “Estuvo muy bueno y me di cuenta de que el nivel de los chicos de nuestra edad no es tan distinto al del resto de los países. Fue lindo jugar contra chicos de todo el mundo. Una de las diferencias que sí existen es la gran cantidad de jugadores que hay, algo que es reentretenido. Entrenamos mucho todos los días, además de entender un poco el inglés. El estar cerca de México hacía que fueran mayoría y eso nos ayudó también, porque nos explicaban de una mejor manera las cosas. Entonces fue así como aprendimos el idioma”, explicó Nereo.
“Es increíble la cantidad de chicos y clubes que hay. En Santa Fe ni cerca estamos. Es muy grande la diferencia. Eso hace que haya más torneos que en la Argentina. El nivel de juego es casi similar. Nosotros entrenábamos a la mañana y a la tarde; al principio con mi viejo y después ya solos. El hecho de haber peloteado con el resto de los chicos hizo que mejoráramos mucho y ganemos más confianza para jugar los torneos”, agregó Alejandro. 
En una charla muy amena y con total soltura, lejos del lógico y característico miedo escénico a su edad, los hermanos ahondaron en muchos más detalles. “Hay 10 veces más chicos que juegan este deporte en Estados Unidos, pero el nivel es parejo. Igualmente tuvimos que adaptarnos a las canchas rápidas. Nos llevó un poco de tiempo, pero le agarramos la mano”, agregó Nereo. 
“Lo más notorio, y por mucho, es la cantidad de chicos que hay con ganas de querer jugar al tenis. Hay repocas canchas de polvo de la ladrillo y las que hay no son tan así, sino de otro material que no sé cuál es (risas). Eso sí, justo en el club donde estábamos, había varias canchas de pádel, que parecía que recién se estaba empezando a practicar y que en Argentina se ve mucho”, acotó Ale. 
Posteriormente, hablaron sobre las expectativas que tienen para el próximo Interclubes de Buenos Aires, en donde representarán a la academia de Pancho Aranguren y Popy Bernard en el club Ferrocarril San Martín. “La idea es hacer lo mismo que en 2014: ganarlo. En esta ocasión quizás las cosas pueden darse diferente, porque los dos estaremos en la misma categorías y jugaremos en los mismos lugares. Eso será mejor”, argumentó Nereo. “Lo primordial pasará por llegar a las finales. Además, conocer a los chicos que hay en el circuito y aprender. Representar bien al club y dejar en alto el nombre de nuestra ciudad”, concluyó Alejandro.

Comentarios