Información General
Martes 13 de Septiembre de 2016

Yma Sumac, la música peruana que llegó a Hollywood

Google dedica su doodle a la celebración del 94° aniversario del nacimiento de la reconocida soprano que obtuvo un gran éxito a nivel internacional en los años '50; se trata de la figura peruana más universal

"No hay voz como ella en el mundo de la música de hoy. Tiene una escala más alta que cualquier voz femenina de concierto u ópera. Tales voces sobrevienen sólo una vez en una generación". Así se refirió el crítico de música del Times-Herald de Washington DC, Glenn Dillard Gunn, a la única peruana cuyo nombre aparece en el Paseo de la Fama de Hollywood.

Zoila Emperatriz Chávarri del Castillo, más conocida como Yma Sumac, nació el 13 de septiembre de 1922 en suelo peruano e, incluso, se decía que era una princesa descendiente del inca Atahualpa.

Con el tiempo, Yma Sumac se convirtió en un emblema de la música de dicho país y su rango vocal de cinco octavas logró trascender el público de América del Sur.

Según se conoció, cuando era chica le cantaba a las rocas de la montaña simulando que eran su público y comenzó su carrera internacional cuando, en 1942, fue invitada a cantar en la estación de radio argentina Belgrano causando un gran revuelo en la audiencia nacional.

Al año siguiente, se mudó a la Argentina junto a su marido Moisés Vivanco y allí grabaron al menos 18 canciones de folklore. A continuación, viajaron a Chile, Brasil y México que también se hicieron eco de su música.

Sin embargo, su éxito fue más allá y, cuando la Compañía Peruana de Arte se disolvió, se trasladaron a Nueva York -en una época en la que Estados Unidos no apoyaba a los latinos. Allí, junto a la prima de Moisés, Cholita Rivera, formaron el trío "Inca Taky" en el que él acompañaba con la guitarra las voces de Yma Sumac, como soprano, y de Cholita, como contraalto.

Esta época no fue fácil para el matrimonio y, cuando Yma Sumac quedó embarazada de su primer hijo, Papuchka Charlie, se dedicaron al comercio de atún para salir adelante. Al año siguiente de su nacimiento, la cantante obtuvo un contrato personal con la Capital Records: hecho que fue bisagra en su carrera y el motivo por el cual, luego de disolverse el trio, viajó a Hollywood y realizó su primer gran concierto en agosto de 1950. Al mes siguiente, grabó su primer albúm con la disquera: un verdadero hit que le abrió las puertas del mundo convirtiéndola en un éxito de los años '50.

Broadway, el Hollywood Bowl, el Carnegie Hall y diversos clubes de Las Vegas fueron testigos de su voz que llegó a recorrer varios países de Europa. "Mambo!" (1955), un homenaje a los bailes latinoamericanos, fue su álbum más vendido con lo cual logró traspasar las fronteras llevando el arte regional al mundo.

Así, su creciente popularidad llevó a la diva andina a la pantalla grande e interpretó "Secreto de los Incas" (1954) y "Omar Khayyam" (1957), volviéndose una estrella de Hollywood y ganándose su lugar en el Paseo de la Fama.

En 1961, el trío Inca Taky se reunió nuevamente y salieron en un tour mundial que duró cinco años. Finalmente, en 1965 volvió a los Estados Unidos y se estableció en Los Ángeles, casi olvidada por un país que se había inclinado por el rock, hasta que en 1971, se adaptó al gusto musical de su audiencia y volvió a la cima con el lanzamiento del álbum de rock "Miracles".

A continuación, volvió a su tierra natal donde fue ignorada por que el gobierno militar de izquierda que regía en ese entonces consideraba una traición el hecho de que se haya nacionalizado como estadounidense. De esta manera, volvió a Estados Unidos donde incluso participó de películas de Disney.

Sin embargo, finalmente recibió el reconocimiento de su país en Mayo de 2006, cuando el gobierno peruano le otorgó la Orden del Sol del Perú y las Palmas Magisteriales.

El 1 de noviembre de 2008, la diva andina falleció -víctima del cancer- en Los Ángeles y sus restos fueron incinerados y enterrados en Hollywood.

Fuente: La Nación

Comentarios