santafe
Viernes 17 de Julio de 2015

“Yo no quería ir más a la escuela, pero necesito terminar para ser alguien”

Bullying. Amira es la protagonista involuntaria de un video en el que una compañera la golpea salvajemente. La respuesta de la escuela y de Educación frente a la problemática de la violencia.

Las situaciones de agresión entre compañeros de escuela son habituales. Según un relevamiento de Unesco y Bullying Sin Fronteras cuatro de cada 10 adolescentes admite haber sufrido acoso escolar. Si bien la cifra es importante, hay que tener en cuenta que detrás de ese impacto hay jóvenes y familias enteras que atraviesan una situación muy difícil que no siempre tiene una solución satisfactoria.
Los videos de una adolescente siendo golpeada por una compañera ante la mirada y el aliento de un importante grupo de chicos en el Jardín Botánico y dentro de una escuela de esa zona generaron preocupación. En los mismos se ve claramente cómo la agresora la persigue hasta agarrarla y cómo sus amigos la alientan y la filman hasta que una las separa.
Diario UNO pudo hablar con Amira y su mamá Carolina Batistela quienes relataron el calvario que sufren desde que comenzaron las clases. Cuando Amira comenzó 1º año del secundario en la escuela Nº 597, una de las instituciones de nivel medio creadas este año por la provincia a partir de anexos que se independizaron, nunca imaginó que tendría que reorganizar su vida para evitar ser atacada.
“Fueron tres los ataques. El primero en abril, en el Jardín Botánico; el segundo dentro de la escuela; y el tercero en la calle, una semana antes de que terminen las clases”, contó la chica de 13 años, quien agregó que su agresora tiene su misma edad.
Y agregó: “Cuando fue el hecho en la escuela, las autoridades se portaron muy bien. Me ayudaron, a la otra chica le pusieron amonestaciones y la cambiaron de turno. La verdad, me sentí muy contenida”.
Carolina Batistela reconoció que recién cuando comenzaron las vacaciones de invierno volvió a estar en paz. “No tengo nada para decir de las autoridades de la escuela, se portaron siempre muy bien, la contienen mucho. Se llegó a un acuerdo para que mi hija (que asiste al turno tarde) ingrese un poco más tarde y se retire antes para que no se encuentre con la otra chica”, destacó.
Y siguió: “Yo la busco y la llevo todos los días. Pero vivo con el celular prendido por si me llama. No estoy tranquila nunca. Y supongo que cuando empiecen las clases voy a tener problemas de nuevo”.
Además de las medidas mencionadas, Amira pasa los recreos con su preceptora por miedo a que las amigas de su agresora le hagan algo. “A mí me duele que no pueda tener amigos de su edad. El problema es solo con las chicas, con los chicos no”, relató y confesó que pensó en cambiarla de institución pero es muy difícil hacerlo a mediados de año, así que lo hará una vez que termine 1º.
“Yo no quería ir más a la escuela pero necesito ir para terminar y ser alguien. Sigo yendo, pero me cuesta mucho”, confesó Amira y reconoció: “Tengo mucho apoyo de mi mamá, que es lo más grande que tengo”.
Una respuesta integral
El director de la Regional IV de Educación, Rafael Bono, señaló que se está trabajando con todos los involucrados a partir de los gabinetes socioeducativos y que el objetivo es lograr un compromiso real para poner fin a ese tipo de situaciones antes del reinicio de las clases.
“Si no hay compromisos para que no vuelvan a ocurrir estos hechos, se va a pensar hasta en un cambio de establecimiento o en otras alternativas para continuar lo pedagógico, pero no desde la escuela. Nosotros insistimos en el diálogo como medida pero, para eso, se requiere el compromiso de las partes”, indicó.
Y remarcó que el trabajo incluirá también a los compañeros de las adolescentes, a través de las ruedas de convivencia, ya que hay algunos que arengan a la agresora, pero también una adolescente que las separa. “Dentro de las lógicas de los Consejos de Convivencia nosotros tomamos estos liderazgos porque el resto de los alumnos no rebaten lo que ella plantea sino que acatan. Hay un liderazgo positivo por parte de los pares que hay que tomar”, resaltó.
Finalmente, insistió con que se está trabajando durante las vacaciones de invierno para lograr un abordaje integral. “La idea es que tengamos las estrategias y los acuerdos logrados antes del inicio de clases”, concluyó el funcionario.

Comentarios