A un click

Año negro para el negocio del vino

Las exportaciones llevan 8 meses en caída. Lo atribuyen a los altos costos de producción y al bajo precio de los vinos españoles en el mercado mundial.

Domingo 16 de Noviembre de 2014

Mendoza es una de las provincia más perjudicadas a nivel nacional por la caída de las exportaciones.

El dato se desprende del último informe realizado por la Fundación Ideal, que comparó el desempeño de cada unos de los sectores productivos de la Argentina.

El trabajo analizó 17 complejos exportadores repartidos en todo el país y determinó que, en el transcurso del año, sólo en cinco aumentó el volumen de sus exportaciones. En el resto de los casos, las exportaciones sufrieron descensos (ver infografía).

Mendoza salió mal parada en la comparación nacional, porque el complejo vitivinícola, que tiene el mayor peso exportador, es el que lleva el mayor tiempo de caída, ha sumado ocho meses consecutivos, en las ventas al exterior. En segundo lugar, le sigue el rubro frutícola, otro sector que tiene peso en la provincia y que lleva cinco trimestres consecutivos en baja.

Estos números ubicaron a Mendoza entre las más golpeadas a nivel nacional, porque sus principales rubros exportadores vienen en descenso. Además de los sectores vitivinícola y frutícola, también cayeron las exportaciones en el hortícola, el olivícola y en el sector minero, según el informe de la Fundación Ideal.

Rodolfo Montero, economista de la institución, explicó las razones por las cuales la mayoría de las economías exportadoras pasan por un período negativo en la venta de sus productos al mercado exterior.

“Cada sector tiene particularidades, pero, en términos generales, la desventaja cambiaria y los altos costos internos de producción son una combinación que afecta a todos los sectores exportadores”, expresó.

“Además, se dio la particularidad de que los factores climáticos diezmaron la producción de olivos , frutas y hortalizas”, explicó Rodolfo Montero.

Las perspectivas para el año que viene son complicadas. “El contexto va a seguir siendo el mismo. Las expectativas de un tipo de cambio real muy bajo se mantienen, con lo cual la competitividad se complica. El consumo interno no podrá compensar la caída en las ventas internas. Las economías regionales tienen malas perspectivas para el 2015”.

Sector emblema

El sector vitivinícola es el emblema de la provincia y uno de los que más peso tiene en la balanza comercial. A nivel nacional, se exportan alrededor de $1.000 millones por año en vinos, una cifra similar al monto que se exporta de carne.

Sergio Villanueva, gerente de la Unión Vitivinícola Argentina (UVA), se mostró preocupado por la coyuntura actual que atraviesa el sector.

“El volumen exportado ha caído mucho sobre todo porque descendió la cantidad de vino a granel que se vende al exterior. No podemos competir con los precios de otros países como España, que ha tenido en la última temporada una buena cosecha y ofrece sus vinos a granel a precios muy bajos. Acá, los altos costos internos nos hacen muy poco competitivos. Este factor afecta no sólo a los vinos a granel, sino también a los fraccionados. Y esto es lo que más nos preocupa. En ese terreno, hemos perdido mucho, sobre todo en los vinos de la base de la pirámide, los de precio más bajo. Otros países nos están ganando mercado”, se lamentó el dirigente empresario.

La vitivinicultura

Sector muy importante en la región de Nuevo Cuyo. Es el complejo que más trimestres negativos contabiliza. Las exportaciones cayeron durante ocho trimestres consecutivos. En el tercer trimestre de 2014, la baja llegó al 16%.

La situación es grave. El sector genera una buena parte del empleo privado.

En segundo lugar. A la vitivinicultura le sigue el sector frutícola, que tuvo una caída en sus exportaciones del 14,1%, acumulando cinco trimestres negativos consecutivos. El acumulado del 2014 muestra una retracción del 23,3%.

Por Sara González / gonzalez.sara@diariouno.net.ar

¿Te gustó la nota?