Alina Alieva, una joven de 22 años, decidió participar en el concurso de Miss Virtual Kazajistán. Para ello sólo tenía ser mayor de 18 años, publicar una foto en sus redes sociales, agregar su nombre, ciudad de origen y el hashtag #mkv2018. Después de ello, la organización contactaría con ella.

Con lo que no contaba Alina era con que llegaría a ser una de las diez finalistas de entre cuatro mil candidatas, cuya ganadora se elegía por votación popular a través de una aplicación de móvil. Fue entonces cuando vio que la cosa había llegado demasiado lejos.

Y es que en verdad Alina era Ilay Dyagilev, un joven que se animó a participar en el concurso como una especie de 'juego' para ver qué pasaba:"Mis amigos y yo debatimos sobre la belleza, y decidí formar parte del concurso. Siempre he sido un campeón de la belleza natural", revelaba el joven al Daily Mail.

Y añadió: "Tu puedes ver como muchas mujeres jóvenes lucen idénticas, el mismo maquillaje, el mismo estilo, y creen que son bellas si siguen tendencias. Yo no lo creo".

Finalmente los organizadores del concurso decidieron eliminarlo y reemplazarlo por las participante que se había quedado por detrás en número de votos.