Un hecho inédito y llamativo se produjo en la mañana de este viernes en cercanías a la zona conocida como "Lo de Molo", a kilómetros de Villa del Rosario -cerca de la ciudad entrerriana de Chajarí-, cuando pescadores que recorrían la costa se encontraron con algo sorprendente.

Según informa el portal Ahora, sobre la orilla yacía un surubí de importante tamaño, pero revisándolo se dieron cuenta de que de su boca salían las patas de una tortuga, también de grandes dimensiones.

De acuerdo al relato de los pescadores, el surubí "se atoró con una tortuga" al querer convertirla en su alimento y no poder tragarla.

El animal que apareció en la costa, "estaba fresquito", según contaron los testigos del hecho.