A un click
Viernes 10 de Agosto de 2018

Operaron al hombre que tenía un metro de pene y cinco kilos de testículos

El joven africano sufría de elefantiasis escrotal. Gracias a la ayuda de un vecino, su caso se viralizó y logró obtener la ayuda médica. Las imágenes pueden herir su sensibilidad.

Horace Owiti Opiyo, oriundo de Kenia, fue hasta hace unas semanas el hombre con los genitales más grandes del planeta. Pero lejos de causarle más placer, el africano sufrió durante años por su insólita enfermedad. Hoy, su vida cambió para siempre gracias a una operación.

Conocido como "Forence" por sus amigos, notó por primera vez que algo extraño sucedía en su cuerpo cuando le encontraron un quiste en uno de sus testículos. "Al principio era muy pequeño, pero llegó a expandirse hasta el tamaño de mi puño", explicó a varios medios locales.

Sus genitales crecieron tanto que tuvo que abandonar el colegio, porque apenas podía caminar o vestirse con ropa normal. Al ser el centro de todas las burlas de sus compañeros, empezó a aislarse y salir cada vez menos de su casa, en donde vive con su hermano y su abuela.

Fue gracias a su vecino, Duncan Otieno, que publicó las fotografías de sus genitales en Facebook para pedir ayuda médica especializada. Al viralizarse por las redes sociales, Forence ingresó al Hospital Jaramogioginga Odinga para realizarse estudios. Y fue allí cuando logró saber cuál era el origen de su dolencia: elefantiasis escrotal. Esta afección, que provoca la hinchazón de los tejidos, se suele observar en brazos y piernas, pero el caso de este africano dejó sin palabras a los expertos. Sus testículos pesaban cinco kilos y tenía un pene de un metro de largo.

La extraña enfermedad puede ser causada por una picadura de mosquito, que inyectan larvas en la sangre. Cuando se convierten en gusanos parásitos, bloquean el sistema de drenaje y generan el engrosamiento de la piel.

Según el medio Daily Mail, el cirujano Dan Raburu señaló que tuvieron que realizar dos operaciones. En la primera instancia, para reducir el volumen del escroto y eliminar el exceso de masa. Y en segundo, para reconstruir el miembro en una forma y tamaño más normal.

"Cuando me levanté me sorprendió que mi cuerpo fuera tan liviano. Toda la pesadez se ha ido. Ahora soy libre. Puedo nadar, correr, jugar al fútbol", manifestó Forence emocionado con los resultados.
pene1.jpg

pene2.jpg