A un click
Viernes 10 de Noviembre de 2017

Perversa obsesión de una madre por sus hijos

Patricia Spann perdió la tenencia de sus tres hijos cuando estos eran todavía pequeños. Cuando crecieron y llegaron a la adultez, se propuso recuperarlos, pero de la forma más perversa posible.

La primera víctima fue su único hijo varón. Tras retomar el contacto con él, logró seducirlo y empezaron una relación incestuosa. En 2008 lo convenció para que se case con ella en Comanche, Oklahoma.. Estos todavía eran pequeños y fueron criados por su abuela materna. Pero en determinado momento quiso volver a tener contacto con ellos y eligió hacerlo de una manera perversa, por la que hoy está siendo juzgada.

madre2.jpg
Madre e hija, detenidas.
Madre e hija, detenidas.

Luego Spann, de 44 años, repitió la misma historia, pero esta vez con su hija mujer, Misty. La contactó hace dos años y "de inmediato nos caíamos bien". La sedujo, comenzaron una relación y terminaron casándose en Stephen, Georgia. La mujer figuraba en un documento con otro nombre, Patricia Anna Clayton.

La trama fue descubierta luego de una investigación de la Agencia de Protección Infantil. Misty reconoció el incesto y fue condenada a 10 años de prisión. Spann, en cambio, rechazó haber cometido un crimen y será juzgada en enero.

Según la ley del estado de Georgia, el matrimonio entre familiares cercanos es considerado incesto, sin importar si hubo o no relaciones sexuales.