Un joven quedó atrapado en un ascensor después de orinar en el panel de botones y causar un cortocircuito. El episodio tuvo lugar en China. El joven estaba solo en el ascensor cuando decidió hacer sus necesidades en la botonera.

La grabación, emitida por la oficina de administración del edificio, lo muestra apuntando a los botones, presumiblemente para 'gastar una broma' al siguiente en subirse al ascensor. Pero su plan comenzó fracasar cuando el sistema eléctrico falló y los botones del panel comenzaron a echar humo.

Según publica el diario The Mirror, el joven fue rescatado por los servicios de emergencia unos minutos más tarde. Él se negó a admitir que había orinado en los botones, lo que había causado el cortocircuito.

El ascensor aún está en mantenimiento, y se espera que la familia del joven se haga cargo de los gastos.