Una mujer que creía que estaba siendo bloqueada por YouTube y que le dijo a los miembros de su familia que "odiaba" a la empresa, abrió fuego en la sede de la plataforma de videos compartidos en California, hiriendo a tres personas antes de suicidarse, informaron fuentes policiales de Estados Unidos.

Los investigadores no creen que Nasim Aghdam tuviese como objetivo atacar a las tres víctimas cuando sacó una pistola y efectuó varios disparos en un patio de la sede de la empresa en el sur de San Francisco el martes, pero un agente con conocimiento de la investigación contó a The Associated Press que la joven mantenía una larga disputa con Youtube.

El funcionario, que habló bajo condición de anonimato porque no estaba autorizado a discutir el caso, apuntó que Aghdam empleaba el nombre "Nasime Sabz" en internet y con un cibersitio con ese nombre criticaba las políticas de YouTube y señalaba que la firma estaba intentando "suprimir" a los creadores de contenido.

"Youtube filtró mis canales para impedir que tenga visitas!", dijo uno de los mensajes en la web. "No hay oportunidades de crecimiento iguales en YOUTUBE o en cualquier otra plataforma de videos compartidos, tu canal crece si ellos quieren!!!!!"

Aghdam "odiaba" a YouTube y estaba molesta porque la compañía dejó de pagarle por los videos que publicaba en la plataforma, según contó su padre, Ismail Aghdam, a Bay Area News Group.

El hombre el lunes había llamado a la policía para reportar la desaparición de su hija después de no poder contactar con ella por teléfono durante dos días, y advirtió a las autoridades que podría haber ido a YouTube.

Asimismo, agentes en Mountain View, a unos 48 kilómetros (unas 30 millas) de la sede de YouTube, la encontraron durmiendo su auto en un estacionamiento alrededor de las 2 de la madrugada de martes, pero la dejaron marchar tras negarse a responder a sus preguntas. Aghdam no parecía suponer una amenaza para sí misma ni para los demás, dijo la vocera de la policía, Katie Nelson.

Nelson no aclaró si las autoridades habían sido advertidas de que Aghdam podría haberse dirigido a la sede de YouTube.

Antes el martes, las autoridades dijeron que la balacera estaba siendo investigada como una disputa doméstica pero no ofrecieron más detalles. No estuvo claro de inmediato por qué más tarde dijeron que los heridos no eran el específico de la agresora.

Una de las víctimas, un hombre de 36 años, estaba en estado crítico, según un portavoz del Hospital General de San Francisco. Una mujer de 32 años tenía pronóstico grave y otra de 27 estaba en buen estado, agregó.

Dianna Arnspiger, una empleada de Youtube, dijo que estaba en la segunda planta del edificio cuando escuchó los disparos, corrió hacia una ventaja y vio a la atacante en un patio exterior.

"Era una mujer y estaba disparando su arma. Y yo solo dije 'tirador', y todo el mundo comenzó a correr", contó Arnspiger.

Ella y otros se escondieron en una sala de conferencias durante una hora mientras otro empleado llamaba repetidamente al teléfono de emergencias 911 para recibir información.

La mayor plataforma de videos compartidos del mundo es propiedad del gigante de Silicon Valley Google, pero responsables de la firma dijeron que son una comunidad muy unida. En la sede, que cuenta con varios edificios, trabajan más de mil ingenieros y otros empleados.

Por su parte, la directora general de YouTube, Susan Wojcicki, dijo en un tuit que la empresa "se unirá para recuperarse como una familia".