Peldaño a peldaño, un conductor bajó, con su auto, 15 metros de escaleras en Las Palmas de Gran Canaria (España). Pretendía así evitar un embotellamiento.

Se libró del embotellamiento pero no de una gran cantidad de maniobras pasa salir de la vereda ni de una condena a cuatro meses de prisión y la retirada del carné durante ocho meses por no someterse a la prueba de alcoholemia.