A un click

Una maestra arrastró por un pasillo a un nene con autismo y le provocó moretones

El chico no quería moverse y fue violentamente tironeado por la docente, que fue echada. Ocurrió en Kentucky, en EEUU.

Miércoles 17 de Octubre de 2018

Thatcher Grayson tiene 11 años y hace unos días vivió una situación traumática que le será difícil de olvidar, aunque se curen los moretones y los rasguños que tenía en el cuerpo. Este alumno con autismo de sexto grado de la Escuela Intermedia Tates Creek de Lexington, Kentucky, fue arrastrado por el piso junto a su perro guía por su profesora y una enfermera, en imágenes que se hicieron virales.

El hecho, que fue captado por las cámaras de vigilancia de la escuela, se produjo el pasado 14 de septiembre. Según denunció la madre del chiquito, Jo Grayson, ese día recibió un mensaje de texto de la maestra, donde le decía que Thatcher "tuvo una crisis" y no se quería levantar del piso.

Sin embargo, cuando llegó a casa, Jo vio que el pequeño tenía moretones y rasguños en el cuerpo. Contactó a un abogado para obtener las imágenes de las cámaras de seguridad y el maltrato que descubrió la dejó helada.

"Fue terrible porque es mi hijo ", le dijo Grayson a ABC News. "Quiero decir, no entiendo cómo alguien podría hacerle eso a cualquier nene, sin importar si tiene o no una discapacidad … inicialmente me dijeron que él había tenido una crisis, pero la verdad es que no tuvo una crisis".

Después de que se confirmaran los hechos, la profesora fue desvinculada de la institución y la enfermera, que es empleada por el ministerio de salud, suspendida mientras se lleva a cabo una investigación.

Sin embargo, Jo Grayson considera que la responsabilidad es en verdad del distrito escolar, ya que "si hubiera un mejor entrenamiento para los docentes y cámaras de seguridad en todas las aulas de las escuelas", este tipo de episodios serían evitables, escribió en su blog.

Uno como padre se preocupa por tiroteos y cosas así, pero deberíamos estar preocupados por quienes cuidan a nuestros chicos todos los días", contó a CBS.

Dado que su hijo sufre un autismo prácticamente no verbal, le es muy difícil comunicarle lo que le pasa a sus padres. Según contó Grayson, no es la primera vez que su hijo sufre accidentes en la escuela, pero sí la primera en que queda un registro. En otra escuela lo habían dejado más de tres horas con una fractura de brazo sin atender porque el no se quejaba, contó la mujer.

Embed

¿Te gustó la nota?