Abrió los ojos el nene que aspiró purpurina

Aunque según los médicos fue un acto reflejo, representa una "mejoría general" y los profesionales son optimistas en que la lenta recuperación no se detenga. También se movió.

Sábado 01 de Noviembre de 2014

Mauro, el nene de siete años que está internado en Santiago del Estero por haber aspirado purpurina, abrió sus ojos y comenzó a mover levemente sus extremidades.

Esto sucede a casi dos semanas del accidente doméstico que lo mantiene internado en el Centro Provincial de Salud Infantil (CEPSI) en la sala de terapia intensiva.

Según Berta Banegas, madre del niño, aunque según los médicos fue un acto reflejo, representa una "mejoría general" y los profesionales son optimistas en que la lenta recuperación no se detenga.

Eso, remarcó, "indica una mejoría general", pese a que continúa en estado crítico y conectado a un respirador artificial. Asimismo, informó que sus indicadores hemodinámicos se mantienen estables y se alimenta mediante sonda.

Hace quince días, el nene que concurre a la escuela 23 Manuel Belgrano, jugaba en su hogar con un silbato al que le colocó la purpurina y al soplarlo ingresó en sus vías respiratorias.

Esa inhalación le provocó serias lesiones al adherirse a los pulmones un producto que es sumamente tóxico para los seres humanos por contener partículas de metales pesados.

¿Te gustó la nota?