Adicto a la heroína

Sábado 01 de Junio de 2013

Philip Seymour Hoffman, quien en 2006 ganó un Oscar por su papel en la película Capote, estuvo internado en una clínica de rehabilitación para curarse de su adicción a las drogas.

El propio actor confirmó la noticia al sitio de espectáculos TMZ, donde relató que lo que sólo era consumo de píldoras recetadas terminó descontrolándose cuando empezó a tomar heroína y que sólo lo hizo durante una semana. Hoffman aseguró que estuvo internado durante 10 días y que lo ayudaron mucho “sus amigos y familiares”.

Al afamado actor ya le dieron el alta y ya está trabajando en su próximo filme, A most wanted man, que comenzará pronto a rodarse en Europa.

¿Te gustó la nota?