Ovación
Domingo 04 de Marzo de 2018

Banfield se aprovechó del pobre presente de Newell's

El Taladro le ganó 1-0 a Newell's en el estadio Florencio Sola. El único tanto lo marcó Darío Cvitanich. Este lunes asume Omar De Felippe.

Banfield venció este domingo por 1-0 a Newell''s y el gol lo convirtió Darío Cvitanich a los 45' del primer tiempo, en partido por la 18ª fecha de la Superliga del fútbol argentino, encuentro que se disputó en el estadio Florencio Sola y dirigió Ariel Penel.


Newell's se paró a ver qué pasaba. Banfield aceptó el convite y se fue a jugar bien arriba, con la idea de juego asociado a flor de piel. El equipo rojinegro -observado detenidamente desde un placo por el nuevo entrenador Omar De Felippe- mostró poco peso ofensivo a partir de la falta de presencia de los generadores de fútbol.

Fue el local que avisó a los 4' con un preciso y potente cabezazo de Cvitanich que Pocrnjic tapó de manera magistral. Y a los 15' Bertolo no llegó por milímetros en el cierre de una muy buena jugada colectiva.

Pero el taladro levantó el pie del acelerador y el que respondió entonces fue Newell's, quien trató de hacer más ancha la cancha y tuvo en Joaquín Torres a su abanderado. Primero porque a los 23' gestó una buena jugada que Leal definió con poca convicción.

Y a los 27', el mismo Torres metió un cabezazo que se fue cerca tras un medido centro de Fértoli desde la izquierda.

Cuando todo parecía condenado al cero, Joaquín Torres se entretuvo con la pelota, fue rodeado por tres hombres de Banfield y así nació la contra que terminó cuando Cvitanich definió por debajo del cuerpo de Pocrnjic para poner el 1 a 0.

Embed


En el complemento Newell's intentó reaccionar pero más con vehemencia que con ideas futbolísticas. A los 3' Arboleda envió al córner un remate de Leal y a los 8' una media vuelta de Brian Sarmiento fue bien contenida por el arquero.

Pero los intentos de la lepra eran más con vehemencia que con fútbol. El equipo, sin una conducción definida y con poco peso ofensivo, se perdía en aproximaciones inconsistentes, mientras Banfield manejaba los tiempos sin arriesgar demasiado, mucho más después de la expulsión de Kalinski a los 11'.

A los 20' Figueroa reemplazó a Evangelista buscando mayor velocidad en el juego y profundidad. y después, a los 32', Alexis Rodríguez hizo lo propio con un intrascendente Sarmiento.

Newell's tenía la pelota pero no alcanzaba, jugaba con un hombre más pero no lograba marcar diferencias. Ese es el presente de este equipo que necesita urgente mostrar otra cara.