Benjamín, el nene baleado en la cabeza, finalmente volverá a su casa mañana

Lo confirmó la directora del Hospital Vilela de Rosario, Viviana Esquivel, quien dijo que "hay que tener paciencia, ahora hay que contenerlo". Hoy le realizaron estudios complementarios y dieron muy bien.

Viernes 30 de Agosto de 2019

La directora del Hospital de Niños Vïctor J. Vilela de Rosario, Viviana Esquivel, confirmó este mediodía que Benjamín Biñale -el nene de 8 años que el sábado 17 de agosto recibió una bala en la cabeza antes de jugar un partido de fútbol en el campo de Pablo VI- será dado de alta "mañana y volverá a su casa para reinsertarse en su cotidianeidad".

"Benjamín está muy bien, camina, está normal. Hoy le hicieron hoy un estudio complementario y salió muy bien. Lo importante es que pueda volver a su casa y reinsertarse en su cotidianeidad", dijo Esquivel en una improvisada rueda de prensa frente al efector.

Benjamín estuvo con riesgo de vida durante varias jornadas. Su papá Javier y su mamá Soledad lo acompañaron y miles de rosarinos se sumaron al aguante con rezos, oraciones y con manifestaciones silenciosas ante el Vilela. Cada noticia sobre el nene sacudió a los medios y su historia lo convirtió en una suerte de héroe. Ayer volvió a caminar y fue como si el alma hubiera vuelto al cuerpo de muchos.

"El proceso de volver a jugar al fútbol será lento. En un futuro sí lo hará", dijo Esquivel.

"Benjamín juega, se está alimentando bien y un poco el mensaje es que se inicia otra etapa en donde él tiene que elaborar todo lo que le pasó. Nosotros desde la institución tratamos de proteger a los niños y de no vulnerar sus derechos", dijo Esquivel ante los periodistas.

El nene ama el fútbol y una de las preguntas de los periodistas apuntó precisamente a intentar saber cuándo Benja podrá volver a pegarle a la redonda: "El proceso de volver a jugar al fútbol será lento. En un futuro sí lo hará, pero hoy hay una segunda etapa que es la que él pueda elaborar la situación en la que se encuentra y después está la evolución clínica", comentó Esquivel.

La profesional agregó que "los niños son muy lábiles. La evolución de Benjamín y de muchos niños siempre es muy buena en estas situaciones pero hay que esperar el proceso de rehabilitación. Ahora tiene que estar contenido por la familia y los profesionales. Hay que tener paciencia e ir de a poco".

El nene no sabe exactamente qué le pasó. Según contó a La Capital su papá, Javier, "él dice que fue un piedrazo. Pero lo importante es que nos vamos. Pensé que era el lunes, pero después se dio que podía ser hoy. Pero los médicos prefirieron esperar un día más, así que mañana nos vamos, aunque un poco sentimos que acá nos trataron como en casa. Nuestro agradecimiento para los médicos, las enfermeras y la gente en general, será eterno. Nos vamos con el león...".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario