Bueno de principio a fin

El Tatengue alcanzó los objetivos trazados inicialmente con una gran campaña en condición de visitante. Las dos últimas caídas –con Estudiantes (2-0) y San Martín (2-0)– no desmerecen una campaña para el aplauso.

Lunes 12 de Diciembre de 2011

Leandro Buttarazzi

ovacion@unosantafe.com.ar

“Hermoso y desgastante”. Así definió Frank Darío Kudelka el año deportivo de Unión más importante de la última década. El equipo arrancó el 2011 con la meta de cristalizar su ascenso a Primera División, algo que pudo alcanzar de manera directa. Asimismo, la meta era tener un buen colchón en el Torneo Apertura y se lograron 25 puntos, si bien es cierto que los resultados no fueron favorables en el último mes de competencia.

La gran frutilla fue la soberbia actuación brindada el 28 de agosto en el Brigadier López ante su tradicional adversario, a quien dominó durante gran parte del pleito y lo batió sin complicaciones por 2 a 0, con los goles de Paulo Rosales y Fausto Montero.

Constante nacional

En los últimos años, salvo honrosas excepciones, el fútbol argentino dejó de tener localías imbatibles. El público juega su partido en cada cancha, pero un pleito se define por errores y aciertos de los futbolistas. Como en todo juego de oposición, los entrenadores colaboran para sortear obstáculos, pero la mayor cuota de responsabilidad recae sobre los 11 que salen a la cancha.

En este camino de sentirse cómodo afuera, el Rojiblanco fue una de las tantas alineaciones que cosechó mucho más en la ruta que cuando le tocó actuar en el estadio 15 de Abril, donde no alcanzó a cumplir todo con las expectativas.

Fueron 38 de los 65 puntos que logró en 2011 los que se hicieron a domicilio. En el recuerdo fresco están las victorias hilvanadas en Córdoba, Paraná, Mar del Plata, Rosario y Comodoro Rivadavia, esta última el paso previo al ascenso.

Más acá en el tiempo, los éxitos en el estadio Brigadier López, José Amalfitani, Roberto Carminatti y Pedro Bidegaín (conocido más como Nuevo Gasómetro) le permitieron a los pupilos de Kudelka conseguir 13 de sus 25 unidades con las cuales concluyó el primer semestre de la temporada.

Practicidad, orden defensivo y solidaridad fueron algunas de las herramientas para clausurar un año inolvidable, que de ninguna manera podrá borrarse con las caídas en San Juan y La Plata.

¿Te gustó la nota?