Santa Fe
Jueves 21 de Septiembre de 2017

Cómo es el trabajo de la empresa rosarina que se dedica a limpiar escenas de crimen

La titular del emprendimiento, Georgina Bilancioni, detalló los pasos para remover los rastros biológicos que quedan después de un crimen, suicidio o un accidente que termina con la vida de una persona.

La titular de la empresa Biodest, Georgina Bilancioni, entregó más detalles del emprendimiento que hoy fue revelado por una nota en La Capital del servicio que realizan para limpiar lugares donde ocurrieron muertes o accidentes fatales. Además asisten a laboratorios y quirófanos.


En diálogo con el programa "Zysman 830" de La Ocho la mujer expresó que la idea del emprendimiento surgió cuando una prima de ella recibió dos balazos en el vehículo donde viajaba. "En medio de ese dolor, la familia se encontró con el auto ensangrentado y advirtió que no había gente que hiciera el trabajo de limpiarlo. En ese momento nos preguntamos cómo podía ser que no existiera una empresa para hacer el servicio después de un hecho doloso, y ahora se nos ocurrió llevarlo adelante".

Bilancioni explicó que el servicio comienza cuando se retiran los peritos. "Cuando ya hay liberación de zona, una vez que nos dan el permiso podemos ingresar y hacer la limpieza que consta de cuatros pasos de limpieza y recolección de material biológico, para, por último, llevar adelante una verificación de que no queda nada con productos especiales parecidos al luminol".
Embed

El trabajo de la empresa en el lugar del hecho "toma de 45 minutos a dos horas y a veces incluye retoques de pintura, tiene un costo de 500 y 700 por módulo", dijo para aclarar que son contratados por familiares de la víctima.

En tanto indicó que los casos de suicidios son las situaciones que le generan mayor demanda. "Hay entre diez y veinte al mes", aseguró.

"Se utilizan materiales aislantes, con máscaras, guantes, mamelucos, gasas, botas, que nos protege de sustancias químicas y microorganismos para evitar el contagio", agregó.

Bilancioni indicó que en tres ocasiones la limpieza la hicieron "gratuita por una cuestión humanitaria". E insistió en aclarar que además de casos post mortem, trabajan en "limpieza de laboratorios y quirófano, y otras instituciones".