Santa Fe
Jueves 31 de Agosto de 2017

Conmemoraron los 153 años de la creación de la Policía de Santa Fe

Fue esta mañana en un acto realizado en el Parque Federal de la ciudad de Santa Fe.

Este jueves, a partir de las 10.30, en un acto que fue celebrado en el parque Federal de la ciudad de Santa Fe, fueron conmemorados los 153 años de la creación de la Policía de la provincia de Santa Fe.

El acto fue presidido por el gobernador Miguel Lifschitz, el ministro de Seguridad, Maximiliano Pullaro, los jefe y subjefe de Policía, comisarios generales José Luis Amaya y Jose Alberto Pérez, los jefes de las 19 Unidades Regionales, los jefes departamentales, oficiales superiores de la Gendarmería Nacional Argentina, Prefectura Naval Argentina, Policía Federal Argentina y del Ejército Argentino.

El jefe de Policía

El primer orador de la jornada fue el jefe de la Policía de Santa Fe, comisario general José Luis Amaya, quien dijo que "puede haber Estados que no tengan fuerzas armadas, y de hecho los hay, pero no se concibe un Estado sin Policía, ya que es una institución que lo conforma esencialmente".

Luego, dijo que hoy hace un año exactamente que asumió al frente de la conducción de la fuerza de seguridad provincial, y que el momento en el que se hizo cargo fue difícil, ya que se vio en la obligación de reconstruir la cadena de mandos, ya que la Policía, fue y es una institución vertical, adonde el ejemplo personal es la autoridad moral del que manda por sobre los subordinados "se enseña con el ejemplo".

"Ser Policía, es una vocación, no es un trabajo cualquiera, que implica que en un momento se llega a dar la vida por la sociedad a la que se defiende, en ese extremo se ubica la vocación de un Policía", indicó.

En ese marco agradeció a todo el personal policial sin distinción de jerarquías y ni de cargos por el trabajo realizado y los convocó a profundizar la tarea con la misma responsabilidad y compromiso demostrado. Y cerró, con un profundo agradecimiento a todas las fuerzas de seguridad nacionales desplegadas en todo el territorio santafesino, en la persona del Comandante General de Gendarmería Nacional Argentina, Claudio Brilloni, también al personal policial retirado de la fuerza, a los muertos en el cumplimiento del deber, y a su familia.

El ministro de Seguridad

Maximiliano Pullaro, dijo que pretendía dejar un mensaje para los 23 mil policías que componen la fuerza, a todos los que mira la sociedad con la esperanza de poder vivir en paz. "Hoy se cumplen 153 años de la creación de la Policía de Santa Fe, y hablamos desde entonces de miles y miles de personas que protegieron a esta sociedad santafesina desde 1864", destacó.

Además, expresó que esta es "una etapa de profundos cambios, y así fueron estos 21 meses, al punto de lograr cambios que seguramente serán observados en años, tal el caso de policías que salgan de Isep con dos años de formación y no con cuatro meses, para proteger a la sociedad y a los propios policías".

"La formación, de ahora en adelante, será para todos los policías una constante como lo es para cualquier profesión, abogado, médico, arquitecto, y la capacitación y el conocimiento es permanente y dura los 30 años de la carrera policial", señaló el ministro.

Y remató afirmando, que "los cambios que se lograron son profundos, que hay una reducción de la violencia del 46 por ciento si se la compara con tres años atrás, y que eso también es parte de las modificaciones sustanciales que fueron aplicadas con la compra del sistema Tetra para las comunicaciones policiales, como la tecnología de la central OJO que es un avanzado sistema de investigación criminal". "Por eso estamos comprometidos en dejar una mejor institución policial para nuestros hijos y para nuestros nietos", concluyó.

El gobernador Lifschitz

"Estamos transitando una etapa que en el futuro será recordada como un punto de inflexión ya que estamos construyendo una política de seguridad, adonde se le asigna la misma o más importancia que a todas las áreas de gobierno. Hoy se priorizan las cuestiones relacionadas con la seguridad, y es sabido que la cuestión de la seguridad no es un problema exclusivamente policial, sino que por el contrario es de una complejidad enorme. La violencia y narcotráfico son el caldo de cultivo de la inseguridad, y por eso son aplicadas políticas sociales para atender a los excluídos, sobre todos a los jóvenes en conflicto con la ley penal", dijo el gobernador.

Y continuó: "Para el gobierno provincial el rol de la Policía sigue siendo estratégico, en estos 153 años de historia, tenemos la responsabilidad de custodiarla y engrandecerla para el futuro. Estamos empeñados en tener la mejor Policía de la República Argentina. Por eso las inversiones que fueron hechas en la institución policial, desde equipamientos e inversión en las áreas estratégicas hasta el entrenamiento y la capacitación permanente de cada policía provincial".

"La Policía ha recuperado la verticalidad, la disciplina, tal como lo destacó el jefe Amaya, y por eso siento que hemos encontrado el camino", dijo Lifschitz y cerró afirmando que "se ha recuperado la credibilidad en la fuerza de seguridad provincial, y el gobierno está enteramente comprometido en esta tarea".