Santa Fe
Miércoles 30 de Agosto de 2017

Descanso dominical: si no hay acuerdo, el 19 de septiembre se sorteará un camarista

La primera audiencia de conciliación se realizará el 13 de septiembre; pero si no se avanza, el 19 del mismo mes se definirá un camarista para dictar sentencia definitiva.

La Corte Suprema de Justicia de la Provincia de Santa Fe decidió convocar a una audiencia de conciliación entre las partes intervinientes en los expedientes relacionados con el descanso dominical.


En su habitual reunión de acuerdo semanal, el Máximo Tribunal de la provincia convocó para el 13 de setiembre, en los Tribunales de la ciudad de Santa Fe, a un encuentro entre las partes (supermercados y sindicatos de trabajadores de comercio) y la Corte para intentar acercar posiciones respecto de la constitucionalidad o no del descanso dominical para empleados de supermercados de grandes superficies.


En caso de no lograr acuerdos, la Corte decidió que el 19 de setiembre se sorteará un camarista del fuero civil y comercial de la provincia –exceptuando a aquellos jueces de segunda instancia que ya hayan intervenido en alguno de los expedientes sobre este tema– que deberá integrar la Corte para definir la controversia, habida cuenta que no hay mayoría de votos suficiente para dictar sentencia definitiva.

El conflicto de fondo
Cabe recordar que, según consignó La Capital el viernes pasado, la Corte debía sortear un camarista para desempatar la votación en la Corte Suprema sobre la constitucionalidad de la ley de descanso dominical por la cuál se tramitan una gran cantidad de expedientes en la Justicia provincial y que todavía no llegaron al máximo tribunal. Se trata de una decena de presentaciones que se encuentran en distintas instancias, que obligaron a los supremos a esperar una definición para evitar que distintos vocales se pronuncien sobre la misma cuestión de fondo con criterios disímiles.

La falta de certezas sobre la constitucionalidad de la ley que impide abrir a los supermercados los domingos en Santa Fe y las ordenanzas de adhesión, entre ellas la de Rosario, generó situaciones dispares: firmas que fueron autorizadas a funcionar mediante cautelares y otras que no trabajan y denuncian competencia desleal.