Santa Fe
Martes 24 de Octubre de 2017

Dieron el alta a Romi Pacheco, la maestra jardinera atropellada en Blas Parera el mes pasado

La joven santafesina pudo retornar ayer a su hogar, casi un mes después del accidente. Todavía se busca a quienes la chocaron.

La noticia se conoció a raíz de un pedido del jardín de infantes Las Palomitas (1º de Mayo 4531), donde trabaja Romina Belén Pacheco, solicitando testigos del accidente de la joven maestra jardinera, ocurrido el 25 de septiembre pasado.

Estuvo internada en el hospital Cullen en gravísimo estado y ayer, casi un mes después del choque, los médicos le dieron el alta para que regrese a su hogar.

Anoche, a través de un mensaje privado en Facebook a UNO Santa Fe, una de sus amigas, Josefina, anticipó la buena noticia.

Video Romina Pacheco


El accidente

El auto embistió desde atrás la moto de la joven y huyó. Las cámaras de seguridad de distintos comercios muestran que el mismo vehículo venía detrás, a muy poca distancia, desde al menos 10 cuadras antes.

Con una única testigo del choque, hasta el momento, UNO Santa Fe pudo acceder a los videos generados en las cámaras de dos locales comerciales que evidencian la secuencia.

El primero de ellos, en el recuadro que se observa a la izquierda arriba, corresponde a un dispositivo emplazado en la avenida Blas Parera al 8800, a las 4.42 (según el horario grabado en pantalla), mil metros antes del accidente. Romina y su amiga pasan con sus motos. Junto con ellas, el auto.


El segundo video, en la imagen ampliada, tiene lugar cien metros antes del accidente, en Blas Parera al 9800, a las 5.01. Se pueden ver pasar las dos motos –la de adelante es Romina– y, detrás, el mismo auto. Media cuadra más adelante, la amiga de Romina comienza a inclinarse hacia la derecha, con la intención de doblar hacia el este en Diez de Andino (porque vive sobre esa calle).

La única testigo

Romina Gutiérrez es la mejor amiga de Romina Pacheco. Es quien iba en la segunda moto y la única testigo del choque. Ambas venían con una tercera joven que se desvió a la altura del barrio Acería. Habían ido juntas a bailar y regresaba cada una a su casa.

En diálogo con UNO, Romina Gutiérrez contó que unas cuadras antes, en un semáforo, su amiga le hizo un comentario: "Mirá el auto de atrás, parece que nos está siguiendo...". Ella escuchó entrecortado, por el casco, y sin darse vuelta arrancó.

"Cuando estoy llegando a Diez de Andino me acerco al cordón para doblar hacia la derecha, porque vivo sobre esa calle. Cuando estoy por doblar, el auto me alcanza a rozar y choca de lleno a Romi", señaló.