Santa Fe
Miércoles 22 de Noviembre de 2017

El ministro de Seguridad Maximiliano Pullaro dijo que lo espiaron "desde hace mucho"

El funcionario se reunió con los legisladores por el caso de las escuchas a su teléfono celular.

El ministro de Seguridad de la provincia, Maximiliano Pullaro, dijo hoy que "me espiaron hace mucho tiempo", al referirse a las escuchas a su teléfono celular solicitada por el fiscal Roberto Apullán, al tiempo que "eso es grave para la democracia".

Antes de ingresar a la reunión a puertas cerradas con los legisladores provinciales por el caso de las escuchas, Pullaro enfrentó a los periodistas y comentó sobre el tema que "realicé una denuncia penal para que se investigue penal y administrativamente quiénes estuvieron detrás de la intervención de mi teléfono y qué era lo que querían saber. Siento que me espiaron durante mucho tiempo, siento que esas conversaciones se la dieron a todos los medios de comunicación. La semana pasada también circuló una información que se estaban vendiendo las comunicaciones telefónicas que yo había tenido. Eso es grave, es grave para la democracia, grave para los poderes de la provincia de Santa Fe".

"No es menor que sobre algo que no es delito se intervenga un teléfono. No es delito. A mí me pueden escuchar el teléfono un año, me pueden volver a espiar un año como lo hicieron, pero no encontraron ningún tipo de delito. Se comenzó hablando de cohecho...", se quejó Pullaro.

Cuando le consultaron si consideró que todo lo actuado era correcto y si realizaba una autocrítica, Pullaro arremetió e indicó que "al no haber delito las intervenciones telefónicas fueron ilegales, constituyeron un fraude procesal que se llevó adelante y que fue pedido por un fiscal y un fiscal adjunto. Las conversaciones a las que hace referencia (con un jefe policial de Rafaela) es una conversación editada, fraccionada, que no sigue el hilo conductor de las diferentes conversaciones que yo había tenido".

Trascartón se dirigió a una periodista y le señaló que "si usted tuvo acceso a esa escucha le pido que pase la comunicación inmediatamente anterior que es cuando el intendente Castelano me llama preocupado por un robo fuera de una escuela en Rafaela y me pide un operativo de alta visibilidad. Les pido por favor que pasen la inmediatamente anterior porque si pasan solo una es descontextualizado y es editado".

"No es menor que sobre algo que no es delito se intervenga un teléfono. No es delito. A mí me pueden escuchar el teléfono un año, me pueden volver a espiar un año como lo hicieron, pero no encontraron ningún tipo de delito".
La reunión de este miércoles se realiza sin la presencia del periodismo, a pesar de la insistencia del diputado Carlos Del Frade (Frente Social y Popular), autor de la iniciativa para que Pullaro vaya a la Cámara baja. Tampoco está garantizado que haya un registro taquigráfico de lo que se hable entre el ministro y los legisladores que asistan, algo que deberá definir el presidente de la Cámara, Antonio Bonfatti.

Además, desde el bloque Primero Santa Fe (FJV), integrado por los diputados Héctor Cavallero, Roberto Mirabella, Silvia Simoncini, Germán Bacarella y Patricia Chialvo se viene cuestionando la figura de Pullaro desde que salieron a la luz las escuchas y se hizo un pedido para que el funcionario brinde explicaciones en la Cámara.