Santa Fe
Viernes 10 de Noviembre de 2017

Ex Jardín Botánico: los vecinos insisten con la falta de obras y mantenimiento

Se trata del espacio verde que lleva el nombre de Jardín República del Líbano ubicado sobre Aristóbulo del Valle al 4700. El estado de abandono es importante; lo único que tiene es el pasto corto. Los que viven en las inmediaciones piden cestos para evitar la acumulación de basura, una buena iluminación y senderos peatonales para atravesarlo en toda su extensión.

La realidad del Jardín República del Líbano, un espacio verde ubicado sobre la avenida Aristóbulo de Valle al 4700, no cambia y el reclamo de los que viven en las inmediaciones se mantiene vigente. Denuncian el mal estado del predio y la falta de mantenimiento y obras es notorio. UNO Santa Fe volvió a recorrerlo como lo hizo en otra ocasión y lo único que se puede destacar es el pasto corto, pero en determinados sectores; y algunas luminarias que tenían las lámparas, lo que no significa que se prendan al llegar la noche.

Vale destacar que este lugar nació un 15 de noviembre de 1940, es decir que en pocos días cumplirá 77 años. Está delimitado por las calles Luciano Torrent, y los pasaje Sebastián León y Rivadavia, además de la avenida. También linda al norte con la seccional 11ª de Policía, a la altura de calle Gutiérrez.

A esta pulmón verde de la ciudad no lo usa nadie o son muy pocos los que lo eligen, a pesar de la frondosa y copiosa arboleda que posee. Tiene distintos sectores, bien diferenciados según las especies arbóreas porque vale destacar que este lugar es el ex jardín botánico de la ciudad.

Caminar sobre este mini bosque se hace complicado porque los desniveles en el terreno son notables y se forman pequeñas lagunas después de cada lluvia. En el extremo norte, al lado de la imagen de la virgen que allí se encuentra, hay un montículo de ramas secas que quedaron de alguna tormenta o tras una poda.

jardin botanico 12

La postal más triste es la de la fuente que lejos está de ser eso por las condiciones en la que se encuentra. Es solo un depósito de basura, y el único fin que cumple es ser un espacio de escondite para los ladrones o pernotan personas en situación de calle y hasta una vez, una pareja fue sorprendida teniendo sexo. Unos grandes macetones encuadran esto que alguna vez fue un gran espejo de agua, pero están todas rotas y hasta terminan siendo un peligro.

Caminando hacia el suroeste, hay un espacio con juegos infantiles que no están tan deteriorados pero los vecinos sugieren que sean reemplazados por otros más modernos y de otro material como ya el municipio colocó en otras plazas y paseos de la ciudad. Además, del terreno en desnivel hay en todo el predio grandes troncos de árboles con su raíces en la superficie que impiden que los caminantes circulen tranquilos.

jardin botanico 13

La lista sigue...
Sentarse en los bancos que están distribuidos por todo el jardín implica elegir bien porque están rotos, con los azulejos despegados y hierros oxidados que se asoman desde abajo; y si hay uno sano, se lo debe limpiar porque están cubiertos por la suciedad que dejan las aves que habitan esos árboles. La basura acumulada en determinados sectores es de no creer y esto tiene que ver con la falta de cestos y también de la inconducta de los usuarios del lugar.


La vereda perimetral también está en malas condiciones y caminar por ella es toda una odisea. Sobre la avenida Aristóbulo del Valle hay una garita para esperar el transporte público, pero está toda rota, sin techo y no sirve de resguardo para el sol o de reparo para los días de lluvia. Allí también hay una pequeña construcción con las imágenes de Eva y Domingo Perón con placas recordatorias y de homenaje, pero ya casi no se pueden leer por la suciedad y el deterioro.

jardin botanico 14

En definitiva, los vecinos que viven en las inmediaciones piden cosas básicas: sendas peatonales, cestos de basura, que el pasto se mantenga corto y una buena iluminación. De esta manera, podrá ser elegido por más santafesinos para disfrutar de una buena sombra mientras los chicos juegan en un lugar seguro. Sueñan con que sea una opción para pasar tardes en familia y porque no, ser un lugar de encuentro en las noches de verano.