Santa Fe
Jueves 30 de Noviembre de 2017

Fuerte llamado al diálogo y la convivencia en el brindis anual de la Daia Santa Fe

Fueron los ejes de los discursos escuchados el miércoles a la noche en la ceremonia llevada a cabo en el Club Macabi. Reconocimiento especial al rol desempeñado por el obispo José María Arancedo.

Un contundente llamado al diálogo y la convivencia fue el denominador común del brindis anual de la Seccional Santa Fe de la Delegación de Asociaciones Israelitas de Argentina (Daia) llevado a cabo en la noche del miércoles en el Club Macabi de la capital provincial. En ese marco, hubo un especial reconocimiento para el rol que juega en la ciudad el obispo José María Arancedo, quien estuvo presente y dio uno de los discursos.

El encargado de dar el mensaje de bienvenida fue el presidente de la Daia Santa Fe, Horacio Roitman. El dirigente judío recordó una cita de Albert Einstein como síntesis de la idea en la cual se explayó: "Es más fácil deshacer un átomo que un prejuicio. El poder de esta cita no está en la figura de Einstein, sino en que es cotidianamente constatable esta premisa", advirtió Roitman.

"Cuando tenemos la certeza –agregó– que un prejuicio es correcto, provocamos intolerancia y hostilidad hacia el resto. Debemos entender que somos simplemente seres humanos y como tales podemos y debemos cambiar, evolucionar, transformarnos".
"Cuando tenemos la certeza –agregó– que un prejuicio es correcto, provocamos intolerancia y hostilidad hacia el resto. Debemos entender que somos simplemente seres humanos y como tales podemos y debemos cambiar, evolucionar, transformarnos".
En ese sentido, destacó que la Cámara de Diputados de la Nación haya votado favorablemente el proyecto de Waldo Wolf para declarar el 9 de agosto como Día Internacional del Diálogo Interreligioso. Esa iniciativa, rememoró Roitman, recuerda que en 2005 el entonces cardenal Jorge Bergoglio (hoy el Papa Francisco) juntamente con el Centro Islámico, Daia y Amia firmaron una declaración contra el fundamentalismo y el terrorismo. "La intención declarada era ratificar la convivencia interreligiosa en nuestro país mediante acciones que promuevan la paz y de defensa de la vida en todas las dimensiones", indicó el presidente de la Daia Santa Fe, para destacar luego que eso en la ciudad se logró. "Y es mérito, entre otras razones, de la acción del obispo José María Arancedo, a quien hoy queremos reconocer", dijo el dirigente antes de enumerar la serie de acciones en las cuales el religioso católico ha trabajado mano a mano con la comunidad judía.

"Cuando tenemos la certeza –agregó– que un prejuicio es correcto, provocamos intolerancia y hostilidad hacia el resto. Debemos entender que somos simplemente seres humanos y como tales podemos y debemos cambiar, evolucionar, transformarnos".

Arancedo, en tanto, destacó que Santa Fe es una ciudad vanguardista en cuanto a convivencia de los credos y planteó que la ciudad debe seguir en esa senda, en todo los ámbitos: "Santa Fe debe ser un espacio de encuentro, de diálogo, no de hegemonía. La diversidad enriquece la unidad, el respeto por el otro, el sentirnos parte de una misma comunidad".

En representación del gobierno de la provincia estuvo el ministro de Gobierno, Pablo Farías, quien se sumó "al reconocimiento a monseñor Arancedo" y valoró "la existencia de este espacio de convivencia que es la Daia. Nos enorgullece a quienes vivimos en esta ciudad y esta provincia. Uno no ve en muchos otros lugares que esto suceda, que se consolide y que se viva como un espacio de mucha riqueza, donde se abordan y discuten muchos temas. Tenemos ese resguardo: aquí hay una garantía, el lugar donde siempre nos vamos a poder encontrar y nos vamos a poner de acuerdo".

Finalmente, cerró la tanda de discursos el intendente santafesino José Corral, quien agradeció a la Daia "que instaló esta celebración en la agenda de la ciudad, y por sostener este espacio de diálogo y convivencia que está personificado esta noche en la figura de José María Arancedo. Él con su testimonio de vida en Santa Fe hizo un ejercicio de la convivencia y el diálogo, de aceptar la diversidad".

Corral hizo especial hincapié "en la palabra diálogo, porque la Daia nos ha enseñado con su militancia que al pluralismo hay que cuidarlo. El fanatismo y quienes no quieren la libertad y la convivencia existen en el mundo y hay que estar por lo tanto alertas". Por último, destacó que en enero de este año, por primera vez en la historia del país, se haya realizado en Santa Fe y fuera de la ciudad de Buenos Aires, el acto nacional por las víctimas del Holocausto, ceremonia de la que participaron además de los funcionarios locales y provinciales, autoridades nacionales y diplomáticas.

En el acto de Macabi del miércoles a la noche, además de los funcionarios y autoridades mencionadas, estuvieron presentes concejales como Marcela Aeberhard, Sebastián Pignata, Ignacio Martínez Kerz, del peronismo; el recientemente electo edil por el Frente Progresista, Emilio Jatón; el ministro de Obras Públicas de la provincia, Julio Schneider; el diputado socialista Paco Garibaldi; el secretario de Gobierno de la provincia, Mariano Cuvertino; la secretaria de Comunicación de la ciudad, Andrea Valsagna, entre otros.