Santa Fe
Lunes 27 de Noviembre de 2017

Juglares, la biblioteca que busca reconstruirse gracias al financiamiento colectivo

Hace 13 días el fuego arrasó con este espacio de la costa santafesina. Con las llamas, se perdieron más de 7.000 libros, títeres, juegos, equipamiento y mobiliario. A través de una publicación en la plataforma Idea.me se puede colaborar para cubrir el costo de los materiales de construcción y mano de obra.

En la madrugada del martes 14 de noviembre, la biblioteca popular Juglares Sin Fronteras, de Colastiné Norte, se convirtió prácticamente en cenizas, luego de un incendio que solo dejó en pie el salón de usos múltiples. Con el fuego, se perdieron casi 7.000 libros, títeres, mobiliario y una construcción de 45 metros cuadrados, más una galería donde se realizaban actividades al aire libre.

Inmediatamente, los santafesinos reaccionaron ante lo ocurrido y a través de diferentes colectas, comenzaron a donar libros y material cultural para el renacimiento de Juglares Sin Fronteras. Sin embargo, lo más costoso es y será la reconstrucción del lugar, para la cual se necesita dinero para los materiales de construcción y la mano de obra.



LEER MÁS: Se prendió fuego la biblioteca Juglares sin Fronteras

Esa es la tarea que emprendió desde el primer minuto que el fuego se consumió la directora del establecimiento, Marcela Sabio. La estimación inicial es que dichas tareas demandarán alrededor de 600.000 pesos en total, contando la edificación de la galería que también se destruyó.


Las gestiones ante Nación, provincia y municipio


Bajo la consigna de conseguir esos fondos, Sabio inició contactos con la Comisión Nacional de Bibliotecas Populares, dependiente del Ministerio de Cultura de la Nación, con el Ministerio de Cultura e Innovación de la provincia, y con legisladores provinciales y municipales.


En ese sentido, desde la Conabip se comunicaron la semana pasada, prometieron enviar libros y pidieron que se presente el proyecto para levantar nuevamente una biblioteca en el lugar. Sin embargo, por los propios tiempos de la burocracia, la impulsora de Juglares Sin Fronteras se mostró escéptica de que el dinero llegue en tiempo y forma para la obra.


"Ya el año pasado (durante la emergencia hídrica) se demoró nueve meses y no por la Conabip, sino porque el que firma es el ministro de Cultura de la Nación. Es decir, que del presupuesto que les presentamos de lo que necesitamos hoy, imaginate que dentro de nueve o 10 meses te sirve con suerte para las dos terceras partes", expresó Sabio a UNO Santa Fe.


LEER MÁS: Al borde del cierre, la biblioteca Juglares espera la ayuda prometida


En tanto, resaltó que desde el Ministerio de Cultura de la provincia se comunicaron rápidamente al enterarse de lo sucedido y le manifestaron la intención de colaborar en la reconstrucción, pero que habría que encontrar un mecanismo administrativo para que el dinero no demore en llegar. En consecuencia, le plantearon que estudiarán la forma de poder otorgar fondos a cambio de una contraprestación como la que ya realizan varios integrantes de la biblioteca Juglares en el Penal Juvenil.


A su vez, la Municipalidad de Santa Fe también ofreció colaboración. Se trabaja en estos días en ver de qué forma podría llegar la ayuda. Lo mismo hicieron dos diputados provinciales y un concejal de la ciudad, que darán una pequeña ayuda.


Financiamiento colectivo


Paralelamente, el 21 de noviembre, a través de la plataforma de financiamiento colectivo Idea.me, la biblioteca popular comenzó a buscar fondos para poder edificar una construcción que albergue los libros que ya van llegando.


"Están todos conmocionados ante una biblioteca que se incendia. De todas maneras, ya sabemos que vamos a tener libros. El sábado la gente de Toda Santa Fe nos llevó a la Casa del Nogal, porque no tenemos lugar dónde poner los cerca de 2.000 libros que fueron donando", reflejó, remarcando que la tarea más importante en este momento es levantar las paredes de una nueva biblioteca.


Juglares
La institución, única en su tipo en su zona, funcionaba desde comienzos de la década en Colastiné Norte.
La institución, única en su tipo en su zona, funcionaba desde comienzos de la década en Colastiné Norte.


"Estamos necesitando fondos para la reconstrucción edilicia que pueda albergar el patrimonio bibliográfico y simbólico que estamos recibiendo gracias a la solidaridad de instituciones y particulares que no se resignan a ver morir el sueño de una comunidad: la biblioteca popular Juglares Sin Fronteras. Con tu apoyo proyectamos cubrir la fase principal que es el costo de materiales de construcción y mano de obra para volver a edificar. ¡Contamos con tu ayuda y te agradecemos tu aporte y difusión del proyecto!", relata la presentación del pedido en la página web.


Hasta el momento, la publicación a la que le quedan 13 días para recaudar los 400.000 pesos de meta propuestos, lleva acumulados 12.700 pesos de 22 colaboradores.


"El que quiera y pueda desde cualquier lugar, puede hacerlo con tarjeta de crédito, aportando desde 100 pesos hasta lo que pueda. También tiene una recompensa a cambio. Es decir, la biblioteca da algo a cambio, y eso también está bueno, porque nosotros damos servicios culturales sin fines de lucro", contó Sabio.


"Estamos pidiendo dinero porque tenemos que levantarnos de las cenizas literalmente. Entonces, lo que puedan hacer es bienvenido. A veces uno piensa que 100 pesos es poco, pero eso sumado a otros es importante", agregó.


El reconocimiento por la ayuda


Aquellos que colaboren con 100 pesos recibirán el agradecimiento en redes; los que lo hagan con 200 pesos se llevarán la inclusión como socio de la biblioteca por un año, más un viaje en alfombra mágica a través de un texto de Las Mil y una Noches; por 500 pesos se ofrecen tres años de cuota societaria de la biblioteca y un vale por una aventura para vencer Dragones formando parte como integrante número 13 de los Caballeros de la Tabla Redonda del Rey Arturo. Las posibilidades de donación llegan hasta los 10.000 pesos, a través de los cuales el colaborador verá su nombre en el muro de honor del nuevo edificio, una agenda 2018, audiocuentos y un vale para reconstruir el retrato de Dulcinea que solo el Hidalgo Caballero de la Mancha conoció.


Embed

Quedan 13 días para poder seguir aportando, luego de eso la publicación caducará con el monto que se haya recaudado en ese momento. Por esa situación, Sabio arengó a colaborar y resaltó que al enterarse de lo ocurrido con la biblioteca "la gente se va conmoviendo".


"Sabemos que es una fecha tremenda y que todo el mundo está con necesidades y pensando en el día a día, pero también eso es conmovedor porque los humildes son los primeros que se han conmocionado, y en un mundo que pareciera que va camino a fragmentarse a que cada uno solo piense en uno, una biblioteca que se incendia sigue siendo algo muy conmovedor para movilizar muchas energías", concluyó esperanzada.