Santa Fe
Domingo 26 de Noviembre de 2017

La grave denuncia que hizo la mujer del santafesino del ARA San Juan en la mesa de Mirtha Legrand

Itatí Leguizamón contó que las cuentas sueldo de los tripulantes habían sido bloqueadas para las familias. Lilita Carrió, quien se encontraba sentada a su lado, dijo que el ministro de Defensa iba actuar. Al final del programa un llamado a la producción aseguró que el problema estaba solucionado.

Itatí Leguizamón, esposa del santafesino Germán Suárez, Cabo Primero de la Armada y uno de los 44 tripulantes del submarino ARA San Juan desaparecido hace 11 días, se sentó este sábado por la noche en la mesa de Mirtha Legrand y denunció que las cuentas sueldo de los tripulantes habían sido bloqueadas y las familias se encontraban impedidas de extraer el dinero que tenían en el banco.
La mujer del joven del barrio Sargento Cabral relató que fue a cargar nafta en Mar del Plata y la tarjeta de la cuenta bancaria le marcaba error. Lo mismo le ocurrió más tarde en el cajero automático. Tras pasar por la misma situación, otros familiares se sumaron al reclamo. "Los familiares me pidieron que manifieste esto acá. Hay viudas que se quedaron con tres hijos y que el marido era el sostén de familia. Eso es algo perverso", sentenció Itatí.
Tras la denuncia, Elisa Carrió, quien se encontraba sentada a su lado dijo que "debe ser una cuestión operativa que se soluciona en el acto" y aseguró: "El ministro (de Defensa, Oscar Aguad) ya está actuando".
Antes de finalizar el programa, un llamado a la producción aseguró que el problema ya había sido resuelto.

Embed

Durante la cena, Itatí insistió en que hay una gran incertidumbre entre los familiares y dijo que durante la búsqueda –aún inconclusa– sintieron que las autoridades ocultaron información a los allegados de los 44 submarinistas. "En ese momento pensaba que me ocultaban, pero ellos dicen que es lo que sabían, no sé", dijo la abogada Leguizamón.
"Sufrimos mucho cuando nos dijeron que había siete llamadas desde el submarino y después nos dijeron que no era cierto. Estábamos los familiares bajo mucha presión", apuntó.


En ese momento, Carrió respondió contando lo que a ella le dijeron sobre cómo se sucedieron los hechos y expresó: "Hay algo que ni el ministerio ni el Presidente pueden decir, que es que el acontecimiento es irreversible porque todavía no se llegó a encontrarlos". Y agregó: "Están todos –seguramente– fallecidos. No hay una base legal. Hasta que no se encuentre [el submarino] el Gobierno no tiene un respaldo legal para decir ésto, es como la presunción de fallecimiento. El día que encuentren un resto, ese día podrán decir esto que yo estoy diciendo".