Santa Fe
Martes 14 de Noviembre de 2017

La santafesina Berta Ritvo cumple 104 años y cuenta sus secretos para la longevidad

Con unos tacos altos color coral, le abrió la puerta a UNO Santa Fe para dar a conocer algunos consejos para llegar a "una vida plena y satisfactoria". Berta cumple los años el 15 de noviembre

La primera palabra para describir a Berta Ritvo es luchadora. Así se la conoció en todo el país a finales de julio cuando denunció públicamente que había sido retirada del padrón electoral. "Yo estoy de paso, pero la patria queda", dijo en la previa del 22 de octubre horas antes de emitir su voto "para levantar el país".

Cuando UNO Santa Fe le consultó sobre las claves para llegar a una vida centenaria, Berta contestó humilde: "Llevar una vida sana, sin vicios y hacer el bien a los demás". Y agregó: "No voy a decir que en Santa Fe, la capital de la cerveza, nunca tomé, pero siempre de manera moderada. Si voy a una fiesta o a una confitería y se toma vino, yo tomo vino. Y si se toma cerveza, yo tomo cerveza. Pero nunca de manera viciosa. Tampoco ni yo ni mi marido jamás fumamos".

•LEER MÁS: Una santafesina de 103 años denunció que la sacaron del padrón y no podrá votar

Se puede decir que la vitalidad es una marca de la familia. Berta recuerda que por amor a su país, acompañada de su esposo Jorge Straiger, recorrió la Patagonia en carpa a los 87 años.

"No hay que quedarse de brazos cruzados esperando que la gente haga las cosas por uno, hay que luchar", grita con el corazón afuera. Hace hincapié en su militancia, la que defendió al querer votar a Carlos Del Frade este 2017. "Los jóvenes tienen que luchar por algo, tienen que creer en algo para que el país sea mejor y tienen que luchar, ¿vos luchás?", le pregunta a esta periodista.

"Hay que luchar para que no vuelva a pasar un golpe de Estado", dice y recuerda: "Jorge y yo estuvimos tres meses presos sin saber qué iba a pasarnos. Nos llevaron pero en realidad querían a nuestros hijos a los que no encontraron. Pasaron cosas horribles, vimos chicas todas picaneadas, jóvenes que iban a la secundaria. Hay que luchar, luchen por difícil que les sea llegar a algo".

•LEER MÁS: Mujeres centenarias de Santa Fe irán a van votar este domingo

Y Berta le habla a la juventud, siempre pensando en el otro. La "Ñata", como la conocen los íntimos, es popular por sus gestos solidarios. "No hay que hacer a los demás lo que no quieras que te hagan a vos" y "hay que tratar a los demás como es uno, ni mejor ni peor que los otros, igual", apunta antes de decir que así se está tranquilo y eso es lo más importante.

Para los adultos mayores aconseja hacer gimnasia y yoga: "Empecé de grande en un centro de jubilados y lo recomiendo. Por ejemplo yo nunca me quebré, creo que tiene que ver que cuando me caí supe cómo caerme gracias a lo que aprendí en esas clases".

Por otro lado, no todo es color de rosas y señala entre vasos de Terma que el tiempo le pesa: "No me gusta tener que depender de los demás, es pesado no tener independencia".

A "Ñata" le gusta hablar y compartir sus historias. En sus paredes cuelgan frases del poeta José Martí, fotos de la familia. Y entre muchos papeles encuentra una fotocopia de una carta contrabandeada entre ropas en la dictadura. "Las escribía en papel higiénico y las cosía en los vestidos. A veces me traían la ropa lavada y los mensajes volvían sin ser encontrados, pero muchos llegaron", dice audaz.

"Yo estoy agradecida a mi país. Mis hermanos y mis hijos, todos fuimos a escuelas públicas. Algunos también hicieron la universidad. ¿Cómo no voy a querer a la Argentina?", explica Berta. Sobre los festejos de cumpleaños agrega que será en familia con sus hijos, nietos y bisnietos. "Yo no me puedo quejar, a esta altura, no me falta nada, estoy satisfecha", culminó.