Santa Fe
Miércoles 08 de Noviembre de 2017

Las amenazas de bomba no los salvaron: les tomaron lección igual en la plaza

Ocurrió esta mañana con los alumnos de la escuela Nº 479 Dr. Manuel Pizarro, en barrio Candioti Norte. Este miércoles, se registraron dos amenazas de bomba en la institución, pero nadie "se salvó" de las pruebas.

Las más de 170 amenazas de bomba que se registraron en el último semestre en los diferentes establecimientos educativos de la ciudad, ya provocan el malestar de todos los miembros que componen las comunidades educativas. Para muchos, se hace "insostenible" el día a día con estos fenómenos que ya parecieran ser parte de la cotidianidad.

Este miércoles por la mañana, la escuela Nº 479 Doctor Manuel Pizarro, ubicada frente a la Plaza de las Banderas en barrio Candioti Norte, en Iturraspe al 1800, recibió la quinta amenaza de bomba en tan solo tres días (hoy, por la tarde, también se registró el mismo episodio). Un llamado al 911 minutos después de las 7.15, alertó a la policía, que se hizo presente en la institución. Acto seguido, los cerca de 500 alumnos del turno mañana habían evacuado la escuela y "copado" toda la plaza. Y acá empieza la verdadera noticia.

Embed

Todo duró casi una hora, pero no fue un recreo extra que tuvieron los alumnos. Preceptores y docentes se organizaron para que los jóvenes permanezcan en la plaza con el tomado de asistencia. Pero lo que llamó la atención, fue un grupo en una esquina, todos sentados recibiendo la lección que tenían preparada para el día por parte del profesor. El contexto cambió, claro está, pero el contenido fue el mismo y se dictó.

Escuela Pizarro 3.jpeg

"Los alumnos son evaluados permanentemente. Entonces, para el que pretenda con este tipo de chicanas generar alguna distorsión en el normal funcionamiento, está totalmente equivocado", sostuvo parado frente a las puertas de la escuela, muy ofuscado, el vicedirector Carlos Condori.

"Lamentablemente estamos atravesando por una etapa muy difícil en la educación por la presencia de esta rutina absolutamente desagradable y desafortunada que no conduce a nada", explicó el vicedirector en relación a las amenazas de bomba.

Escuela Pizarro 1.jpg

"Las actividades se ven totalmente alteradas, los alumnos no están en sus aulas como corresponde y tenemos que contar con la buena predisposición de docentes y preceptores para que contengan a los chicos en la vía pública. En fin, todo esto altera el normal funcionamiento y no contribuye con la tranquilidad de los padres de los chicos. Es una situación muy traumatizante", continuó agregando Condori.