Santa Fe
Jueves 09 de Noviembre de 2017

Lifschitz tras la reunión con Macri: "Vamos a ver hasta dónde podemos acompañar estas iniciativas"

El gobernador participó de la reunión de mandatarios provinciales convocada por Macri para informar sobre las reformas impositivas que impulsa el Ejecutivo. Se volvió a plantear la disminución de Ingresos Brutos. El mandatario provincial dijo que se estudiarán las propuestas y el jueves próximo habrá una nueva reunión.

Al salir del encuentro convocado por el presidente Mauricio Macri al que asistió prácticamente la totalidad de los gobernadores, el titular de la Casa Gris de la provincia, Miguel Lifschitz, señaló que fue una reunión informativa que no se abrió demasiado al diálogo.


En la misma, el presidente primero, y luego los ministros del Interior y Economía, fueron los encargados de plantear los temas y hacer una síntesis de las propuestas que pusieron a consideración de los mandatarios. Luego de la exposición de los funcionarios, se acordó una nueva reunión para el próximo jueves 16 de noviembre donde se abordarán más puntualmente cada una de las situaciones y problemáticas específicas de cada provincia.


"En el transcurso de la semana nos abocaremos al estudio pormenorizado de cada una de las propuestas con nuestro equipo de economía que coordina Gonzalo Saglione y también estaremos en contacto permanente con los gobernadores para tratar de aunar posiciones", explicó Lifschitz.


Los puntos salientes

El gobernador resaltó que entre los temas planteados se destacan la intención del gobierno nacional de arribar en 2018 a un déficit fiscal de 3,2%. Lo que representaría una disminución de más de un punto porcentual con respecto al déficit de este año. El objetivo de Macri es que esa meta se cumpla gracias a un esfuerzo compartido entre las provincias.


Para cumplirlo, contó Lifschitz, se plantearon metas de equilibrio fiscal que deberán cumplir las provincias y reformas tributarias importantes, orientadas a distribuir el impacto de los impuestos distorsivos sobre la economía. Entre ellas se encuentra una disminución progresiva del impuesto al cheque en cinco años; disminución de ingresos brutos para los sectores primario e industrial, también en un proceso de cinco años; se establecerán nuevos impuestos nacionales a la renta financiera y al revalúo de activos que en ambos casos serían coparticipables.


Y además se planteó la eliminación del artículo 104 de la ley que estableció oportunamente en 1994 el Fondo del Conurbano de provincia de Buenos Aires. "Con lo cual, a partir de ese momento, Buenos Aires recuperará la masa coparticipable que le correspondería, y esto, obviamente será compensado por mayores aportes que tendrá que hacer el gobierno nacional para no desfinanciar a las provincias", comentó.


Se puso sobre la mesa además la posibilidad de evitar conflictos con algunas economías regionales a través de beneficios tributarios. Fundamentalmente, para el sector productor de alconaftas o del vino en Mendoza. "Nosotros también allí planteamos particularmente la situación de las fábricas de cerveza que hay en Santa Fe, la situación de las empresas que procesan el cuero de vaca, y el caso de las pymes fabricantes de biodiesel que se encuentran en un momento complicado", informó el mandatario.


Resta ahora que el gobierno, en las próximas horas envíe a las provincias información detallada de cada una de las propuestas para que pueda ser estudiada con detenimiento, y así realizar las observaciones pertinentes en el próximo encuentro del jueves.


"Vamos a aguardar la documentación, y luego trabajar activamente para ver hasta dónde podemos acompañar esas iniciativas, y en cuales otras tal vez tengamos que plantear posturas diferentes. De todas formas, creo que hay voluntad común del conjunto de los gobernadores de contribuir a cumplir metas de equilibrio fiscal que todos compartimos son importantes para el país, independientemente de quién esté en el gobierno", finalizó Lifschitz.