Santa Fe
Viernes 17 de Noviembre de 2017

Saglione y la reforma: "No es un costo fiscal que no estemos en condiciones de absorber"

El ministro de Economía explicó a UNO Santa Fe los principales cambios que supone el acuerdo suscripto el jueves por las provincias y destacó que la única provincia que no renunció a cobrar la deuda por coparticipación fue Santa Fe. Analizó además cómo impactará la reducción gradual de Ingresos Brutos y cómo se compensará la pérdida.

En contacto UNO Santa Fe, el ministro de Economía de la provincia, Gonzalo Saglione analizó acuerdo suscripto el jueves con el gobierno nacional y destacó que dentro del paquete de reformas, la provincia fue la única que no solo no renunció a la deuda, sino que logró una fecha cierta para el cobro de la misma.

"Todas las demás provincias renunciaron a cobrar su deuda. Todas tenían juicios ante la Corte con altas expectativas de ganarlo y renunciaron a esos juicios. La única que no lo hizo fue Santa Fe, y no solo que no renunció, cosa que nos habían pedido, sino que se logró que en el acuerdo se establezca la fecha cierta para que se resuelva el tema, definiendo monto y pago", resaltó.


LEER MÁS: Reforma tributaria: para la industria local "se dio un paso importante y consensuado"


Al respecto, el funcionario recordó las gestiones que realizó el Ejecutivo provincial para que se cumpla el fallo de la Corte Suprema de Justicia de la Nación que el próximo 24 de noviembre llegará dos años sin cumplimiento y sin, hasta ayer, ningún compromiso firme de pago. A partir del artículo que logró el gobierno se agregara al texto, la cancelación de la acreencia deberá ser resuelta antes del 31 de marzo de 2018.

Según Saglione, si Nación no cancelara la deuda antes de ese límite, sería el propio presidente el que "estaría incumpliendo".

Ingresos Brutos y la reducción gradual

El ministro dijo no tener aún una estimación en detalle de la disminución de recursos que significaría la reducción gradual de Ingresos Brutos y el Impuesto de Sellos que estipula el acuerdo, pero remarcó que no sería un costo fiscal que la provincia no esté en condiciones de absorber. Adelantó además que "se van a terminar de hacer en los próximos días los cálculos definitivos", ya que lo que establece son alícuotas máximas por sector de la actividad económica, que en algunos casos la provincia de Santa Fe ya está cumpliendo.



LEER MÁS: Lifschitz: "El acuerdo con Nación es muy beneficioso para Santa Fe"

"Habrá que ver cómo logramos una grilla compatible con la Nación para tener determinado el impacto final, pero la grilla finalmente aprobada es factible de ser cumplida por la provincia, cosa que no sucedía con la propuesta inicial (presentada el jueves 9 de noviembre ante los gobernadores) que suponía un costo fiscal muy elevado", explicó.

En esa línea, contó que durante toda la semana, las provincias solicitaron suavizar la disminución, y que luego de la negociación "se llegó a una grilla absolutamente cumplible".

Compensación de la pérdida

Para equiparar lo que Santa Fe dejaría de percibir por Sellos e Ingresos Brutos, la clave estará dada porque básicamente que Nación cumpla con la transferencia de los fondos que corresponden a las provincias en el marco de las Cajas de Jubilaciones no transferidas, que hasta el momento no se viene cumpliendo.

Saglione destacó que en el compromiso se dejó firmado que, primero que no hay ninguna exigencia de armonización, y segundo se tiene que corregir la incorrecta reglamentación que tiene la ley que genera un doble castigo a las provincias desarmonizadas. Porque por un lado las discrimina en el monto del déficit y por el otro por no estar armonizadas se les reduce al monto a transferir.

Como tercer, punto a resaltar al respecto el titular de Economía hizo hincapié en que según el acuerdo esto se va a corregir la automaticidad en la determinación del déficit y en los giros.

"Con lo cual si podemos recibir por parte de Nación las transferencias para cubrir el déficit de la Caja de acuerdo a lo que dice la ley, con eso estamos en condiciones de cubrir la pérdida de recaudación que nos generaría la modificación tributaria", afirmó.

Impuesto inmobiliario

En cuanto al impuesto inmobiliario, las provincias acordaron que las valuaciones fiscales de los inmuebles converjan en el tiempo a las valuaciones de mercado. En esa dirección, Saglione explicó que esto redundará en que "haya justicia a nivel país para que no haya tanta dispersión".

Partiendo de ese lugar, la readecuación de este impuesto también estaría direccionado a compensar lo que se pierde por los tributos sobre la actividad económica que se entiende que son de carácter distorsivo.

"Sin embargo, al igual que con Ingresos Brutos, donde la reducción no se puede hacer de un día para el otro, la readecuación a valores actuales tampoco. Con lo cual habrá que hacerlo con gradualidad", recalcó.



LEER MÁS: Piden que Saglione vaya a Diputados a explicar la letra chica del pacto fiscal

Cada provincia podrá definir, en base al acuerdo firmado ayer, una alícuota de impuesto inmobiliario que deberá ser como mínimo de 0,5% y como máximo de 2%. Cada cual en función de la realidad fiscal que tenga definirá cuál es la alícuota que desee aplicar, pero partiendo del reconocimiento de que se determinarán los valores catastrales de la propiedad con criterios uniformes de evaluación que se aplican en todo el país.

"Dónde obviamente la aplicación de esos criterios corre por cuenta de cada uno de los organismos catastrales de cada provincia, pero con criterios uniformes que se apliquen en todo el país, que den una base que permita poder comparar", finalizó el funcionario.