Caso Ángeles: a su abogado le "llama la atención que no haya testigos"

Además, el abogado dijo que el portero "no reconoció su responsabilidad en el crimen" durante el encuentro y deslizó que su autoincriminación estaría relacionada con que "el hombre apretado y que pesa una amenaza contra su familia y esposa".

Viernes 21 de Junio de 2013

Miguel Angel Pierri, abogado del portero Jorge Mangeri, se reunió este viernes en la cárcel de Ezeiza durante dos horas con el único detenido por el crimen de Ángeles Rawson, quien le reafirmó su inocencia y habló del momento en que "delincuentes lo apretaron" para que se autoincrimine, al tiempo que la esposa del encargado, Diana Saettone denunció que recibieron amenazas.

"Hablamos durante dos horas, estaba llorando. Es llamativo que  no haya ningún testigo y sabemos que delincuentes en la calle lo  apretaron", aseguró Pierri en declaraciones a la prensa, a la salida del centro penitenciario de Ezeiza.

Además, el abogado dijo que el portero "no reconoció su responsabilidad en el crimen" durante el encuentro y deslizó que su autoincriminación estaría relacionada con que "el hombre apretado y que pesa una amenaza contra su familia y esposa".

Antes de ingresar, Pierri había afirmado que iba a continuar con la defensa de Mangeri en caso de que notara sinceridad en la palabra del portero, por lo que se infiere que creyó en su inocencia.

En tanto, otro de los abogados defensores, Marcelo Biondi, afirmó que vio a un Mangeri "quebrado, con toda una imputación grave que pesa sobre él".

"Hay cuestiones que nos quedaron claras con su testimonio, como que el jueves pasado fue apretado, que le dijeron ´vos ya sabés lo que tenés que decir´ y que provocaron este desenlace en la causa", explicó.

Asimismo, Biondi detalló que Mangeri "por el momento" no declarará ante el juez de la causa, Roberto Ponce, porque "tenemos tiempo" ya que "es un proceso que no termina mañana".

Por otra parte, Diana Saettone, esposa del encargado acusado del asesinato de la adolescente, denunció que su familia fue amenazada, luego de realizar una manifestación pidiendo por la liberación de su marido, al que considera "inocente".

Saettone aseguró que su hermano recibió una amenaza a las 2:00 del jueves en el teléfono de su casa, por parte de una mujer a la que no llegó a reconocer.

"Escucha la voz de una mujer que dice esa amenaza y corta. Inmediatamente mi hermano me llama a mi para ver cómo estaba, se enloqueció", aseguró la mujer.

En declaraciones a la prensa, la esposa de Mangeri dijo que su abogado, Miguel Angel Pierri, ya formuló la denuncia correspondiente por lo sucedido y consideró que "atrás de esto hay alguien muy fuerte".

"Yo sé que atrás de esto hay alguien muy fuerte, alguien que tiene más poder que un encargado seguro. La persona que tiene este poder seguramente está cercano a nosotros porque por algo lo involucran a mi esposo, por ser la cara visible del edificio, pero así como lo acusaron injustamente a mi esposo, yo tampoco puedo acusar", agregó, aunque aclaró que no se refería a la familia de la víctima.

El cuerpo de Angeles Rawson, de 16 años, apareció en la planta de la Ceamse de José León Suárez, y de acuerdo a la autopsia no murió estrangulada -pese a que tenía un cordón alrededor del cuello-, sino aplastada por la compactadora del camión de la basura, ya quefue arrojada allí con vida.

De acuerdo con la hipótesis que maneja la fiscal María Paula Asaro, Mangeri atacó a Angeles en el sótano del edificio de la calle Ravignani y luego arrojó su cuerpo en un container de basura, antes de ser ingresada en el camión.

La fiscal considera como principales pruebas contra Mangeri su acceso al sótano del edificio, su conocimiento en la recolección de la basura, las bolsas de supermercado en el que solía comprar y el haberse autolesionado.

AP

¿Te gustó la nota?