Cayó el cuñado de Gastón como presunto autor del crimen ocurrido en Miramar

El apresado se llama Julián Ezequiel Ramón (24), estudiante de derecho y novio de Rocío Bustamante, la hermana de 19 años del pequeño fallecido. El móvil del asesinato habría sido el robo de unos 5.000 pesos que había en la casa de los Bustamante.

Martes 06 de Diciembre de 2011

El cuñado de Gastón Bustamante, el niño de 12 años asesinado hace 15 días en la ciudad bonaerense de Miramar, fue detenido como presunto autor del homicidio y, según la investigación, el móvil del crimen sería el robo de unos 5.000 pesos que había en la casa.

Fuentes policiales informaron a Télam que el detenido fue identificado como Julián Ezequiel Ramón (24), estudiante de derecho y novio de Rocío Bustamante, la hermana de 19 años de Gastón.

Para los investigadores, la clave para su detención es una huella dactilar suya que fue encontrada en un televisor que había en la escena del crimen.

Los pesquisas revelaron que Ramón participó activamente de las marchas en reclamo de Justicia por el crimen y que, además, con su testimonio, intentó desviar la investigación para colocar como sospechosa del asesinato a su suegra, es decir, la propia madre de la víctima.

Un vocero policial explicó a Télam que la principal evidencia que lo ubica en la escena del crimen es una huella dactilar que apareció arriba del televisor que fue encontrado cambiado de lugar en la casa y que, para los peritos, era de reciente data.

Esas huellas fueron cargadas en el sistema AFIS, la base de datos de personas condenadas por delitos, pero como Ramón no tenía antecedentes, la búsqueda no dio ningún resultado.

Cuando los investigadores convocaron a toda la familia y el entorno a presentarse para tomar sus huellas, el cotejo con Ramón dio positivo con la huella de la TV.

Según las fuentes, el fiscal de Miramar Rodolfo Moure y los detectives de la Superintendencia de Investigaciones de la policía bonaerense, creen que el posible móvil del crimen es que Ramón entró a robar a la casa de sus suegros 5.000 pesos y se encontró con Gastón, a quien asesinó para eliminar testigos.

"El día anterior al asesinato, cuando festejaban el cumpleaños del propio Gastón, el padre le dijo a su hija que renovara el plazo fijo que tenía la familia y que sumara 5.000 pesos que dejaba en la casa. Ese dato, la chica se lo contó a su novio y creemos que él fue quien robó el dinero y tuvo que asesinar al chico para que no lo delatara", dijo a Télam un alto jefe policial.

Gastón fue asesinado la mañana del 21 de noviembre pasado cuando ingresaron a robar a su casa, ubicada en la calle 27 entre 46 y 48, de Miramar, en momentos en que estaba sólo en el lugar ya que su madre había salido a hacer compras por el barrio.

El niño fue asesinado en un dormitorio y lo mataron estrangulándolo con una media y a golpes en el cráneo.

Durante la tarde y la noche del día del crimen, unas 4.000 personas se movilizaron a la Municipalidad de General Alvarado y la comisaría de Miramar en reclamo de Justicia, lo que terminó con serios incidentes, destrozos, heridos y detenidos.

¿Te gustó la nota?