Sábado 02 de Diciembre de 2017

"Coco", un fenómeno que seduce a todos

La flamante película de Pixar atrae a latinos y no latinos, que abarrotan los cines en EEUU y México

En la víspera del Día de Acción de Gracias, un público predominantemente latino abarrotó un cine de Albuquerque en la famosa Ruta 66 para el estreno local de "Coco". En San José, California, familias enteras y multigeneracionales fueron a verla y en el autocine Vineland Drive-In a las afueras de Los Angeles, mexico-estadonidenses en camiones y autos antiguos se tomaron selfies con los afiches de la película.

"Coco", una de las más grandes producciones estadounidenses con un elenco casi totalmente latino, atrajo multitudes de hispanos por su retrato de la cultura mexicana en un momento en el que muchos se sienten preocupados por su lugar en la política nacional, incluyendo temas de inmigración.

La semana de estreno de la película animada de Pixar, las familias latinas abarrotaron los cines desde Houston hasta Phoenix y publicaron fotos y comentarios sobre las referencias de la película a Pedro Infante y Frida Kahlo. También notaron que había una chancla voladora (una manera en la que las madres mexicanas disciplinan a sus hijos) e instaron a otros a ver el filme.

"Fue una manera genial pasar el Día de Acción de Gracias ante todo lo que ha pasado", dijo Jennie Luna, profesora de estudios chicanos en la Universidad Estatal del Sur de California en el campus de Channel Island. Luna vio la película con su madre, su abuela y su sobrina de 3 años. "Es representativa y bien hecha. Nos emocionamos de ver gente como nosotras en la película".

"Acabo de ver la película de Disney y Pixar #Coco con la familia!", tuiteó el astronauta jubilado de la Nasa José Hernández. "Qué película tan bien hecha que respeta nuestra cultura!".

"Coco", que se estrenó el miércoles pasado en Estados Unidos, es el primer largometraje de Pixar con un personaje principal de una minoría étnica. La versión en inglés está salpicada de palabras en español y se desarrolla en un típico pueblo mexicano, aunque también recuerda a Nuevo México.

La película animada logró el cuarto mejor estreno para un fin de semana de Día de Acción de Gracias con una recaudación estimada en 72,9 millones en cinco días. El total superó fácilmente a la "Liga de la Justicia" de Warner Bros. Se centra en la celebración mexicana del Día de Muertos y en México ha roto récords históricos de taquilla, con 53,4 millones de dólares facturados en tres semanas.

Sigue la historia de Miguel, un niño mexicano de 12 años con corazón de músico cuya familia ha prohibido terminantemente la música por generaciones. Tras pelearse con su familia Miguel cae accidentalmente a la Tierra de los Muertos, donde dependerá de sus difuntos ancestros para regresar con los vivos.

Los personajes en la versión en inglés son bilingües y hacen referencias al pan dulce y otros platos mexicanos. Los muertos tienen que pasar un control fronterizo de la tierra de los muertos a la tierra de los vivos muy similar al de la frontera méxico-estadounidense.

"Coco" llega después de la exitosa "Moana" de Disney, una película animada por computadora sobre una chica de un pueblito polinesio que también generó reacciones mayormente positivas del público polinesio en 2016. En ambos casos se usaron asesores para asegurar que las películas fueran respetuosas de las culturas tratadas.

Lina María Murillo, una mujer de 36 años de San José, dijo que el éxito de "Coco" demuestra que una película con personajes predominantemente latinos que son bilingües puede tener buen resultado en Estados Unidos. Debido a que es tan raro ver este tipo de producciones entre las cintas dirigidas a un público masivo, fue especial verla en los cines con una buena historia, dijo.

Murillo llevó a su esposo y a sus dos hijas a ver la película. Sus hijas Samaralucia, de 8 años, e Isamaria, de 6, querían verla desde que se presentaron los adelantos, dijo la madre. Tras salir de una función en español cerca de las 11 de la noche, las niñas comenzaron a preguntar sobre sus antepasados muertos en su camino a casa, relató.

"Mis padres emigraron de Colombia y la familia de mi esposo ha pasado muchas generaciones en El Paso, ... así que esta película nos conmovió por muchas partes", dijo Murillo. "Me conmovió hasta las lágrimas".

Alexandro José Gradilla, profesor de estudios chicanos en la Universidad Estatal de California, campus Fullerton, vio la película en su noche de estreno con su esposa y su hija. Tras discutir sobre la cinta con otros miembros de su familia en el Día de Acción de Gracias, la volvió a ver con aquellos que no la habían visto. "Tocó una fibra en el momento justo", dijo Gradilla. Para Disney, la reacción positiva de los latinos fue un cambio notable con respecto a hace cuatro años, cuando la producción fue sometida a escrutinio cuando Disney buscó registrar "Día de los Muertos" como marca. Disney Enterprises Inc. abandonó su solicitud tras una dura campaña en redes sociales que criticaban al estudio por tratar de apropiarse de una celebración tradicional.

El caricaturista méxico-estadounidense Lalo Alcaraz fue uno de los que criticaron a Disney por tratar de crear esa marca. Pero después de que hizo una caricatura del esqueleto de Micky Mouse con dientes afilados destruyendo una ciudad, Disney lo contrató como consultor para el proyecto. Alcaraz dijo que él y otros ayudaron a Pixar a hacer la película de manera que los latinos no sintieran que los estereotipaba o denigraba. Cuando el filme iba a ser estrenada en Estados Unidos pidió a sus admiradores que publicaran fotografías de sus familias en los cines.

"Por eso lo hicimos", dijo Murillo. "Fue como ser parte de algo".

Los hispanos suman el 23 por ciento del público frecuente en los cines de Estados Unidos. Disney no compartió datos demográficos sobre la audiencia de "Coco", pero la película quedó en el primer puesto de la taquilla estadounidense y tuvo buenos resultados en otros países como China, donde recaudó 18,2 millones de dólares.

Russell Contreras / AP