En la conferencia de prensa luego de la derrota ante Godoy Cruz, el técnico sabalero Eduardo Domínguez manifestó que debía darle una vuelta de tuerca a la situación con el objetivo de volver al triunfo.Y en este caso no quiso hablar tanto del rendimiento, sino de los últimos resultados molesto por las dos caídas en forma consecutiva.

Por ello, es imperioso ganar el sábado ante Vélez dado que de no hacerlo, podría quedar fuera de la zona de clasificación a la Sudamericana, que es el objetivo de mínima, dado que el de máxima sería clasificar a la Libertadores, algo que hoy sería casi una quimera.

Pensando en el compromiso frente al Fortín existen algunas certezas y otras dudas. Entre las primeras se encuentra la vuelta de Matías Fritzler, quien cumplió con la fecha de suspensión por su expulsión en el juego ante Lanús. Mientras que Tomás Chancalay volvería a la titularidad luego de estar en el banco ante Godoy Cruz y anotar el único gol.

LEER MÁS ►► El salto de calidad brilla por su ausencia

En consecuencia, los candidatos a salir son Cristian Guanca, Facundo Silva y Marcelo Estigarribia. Habrá que ver si Adrián Bastía continúa como titular, aunque el Polaco cumplió cada vez que le tocó jugar y por eso no sería extraño que permanezca dentro de los 11. En tanto habrá que ver si el DT puede tener en cuenta a Mariano Gónzalez que viene trabajando a la par de sus compañeros.

De esta manera, dos variantes son seguras, pero podría existir como mínimo una tercera, como así también no habría que descartar un cambio de esquema e incluir un punta más o adelantar a Chancalay para hacer dupla con Javier Correa. La otra opción sería la presencia de Diego Vera aunque su bajo nivel hace dudar que pueda ser elemento titular.

Lo cierto es que Domínguez y su cuerpo técnico están preocupados por los errores que mostró el equipo en las últimas dos presentaciones y son conscientes que no puede volver a suceder.