Si bien resta que el próximo jueves se conozca el fallo definitivo del Tribunal de Disciplina en relación a la suspensión del partido entre Colón y Vélez, lo cierto es que las primeras confirmaciones generaron alivio en la dirigencia sabalera.

El partido continuará y se disputarán dos tiempos de 34' cada uno. Pero lo más importante es que se llevará a cabo en el estadio Brigadier López y a puertas cerradas. Resta definir el día y el horario. En este caso Colón deberá afrontar los gastos que implica el traslado y alojamiento del plantel velezano.

Pero sin dudas que se trata de una muy buena noticia, dado que se especulaba con que el cotejo continuara en otro estadio. Recordemos que cuando se suspendió el encuentro entre Godoy Cruz y Racing por las piedras que tiraron los hinchas del Tomba.el mismo se terminó de jugar pero en la cancha de Argentinos Juniors, por lo cual el partido se trasladó de Mendoza a Capital Federal.

LEER MÁS ►► Eduardo Domínguez y el plantel se juegan mucho en los próximos seis partidos

Por lo cual existía ese temor de que la historia se repitiera y el Sabalero no pudiera jugar en su cancha ante el Fortín. La otra medida que tomaron con satisfacción fue que no habrá quita de puntos. Es decir que no solo no le sacarán puntos, sino que tendrá la posibilidad de sumarlos dentro de la cancha con la continuidad del cotejo.

Lo que sí no está definido es la sanción económica que sufrirá Colón, se habla de 500 entradas generales durante seis partidos. De esta manera el monto podría ascender a $960.000 si se tiene en cuenta el costo de la popular que es de $320.

En tanto que habrá que esperar si los partidos ante Patronato y River se juegan a puertas cerradas o si únicamente se clausura la bandeja media norte desde donde se arrojaron las bombas de estruendo. Esa resolución se conocerá el próximo jueves, pero la realidad indica que por ahora Colón la sacó barata.