Colón dejó escapar una chance de oro frente a Lanús de atesorar tres puntos para meterse de lleno en la pelea por ingresar a la Copa Libertadores 2019, el gran objetivo del plantel que varios jugadores se encargaron de hacerlo público en reiteradas oportunidades.

Incluso el mismo Eduardo Domínguez, quien al momento de definir su continuidad como entrenador en diciembre del año pasado le solicitó a los dirigentes varias cuestiones de logística para dar el gran salto desde lo deportivo. Fue así que se incorporó a un secretario deportivo, tecnología para los entrenamientos y se resolvió que los dirigentes harían el esfuerzo para que el plantel pueda viajar en avión cuando las distancias cuenten con un largo recorrido.

Además, se agudizó el ingenio para sumar a jugadores de jerarquía, que solicitó el DT y otros que fueron apuesta exclusiva de los dirigentes, en pos de alcanzar el objetivo de que Colón se clasifique para la Libertadores 2019, luego de lograr su pasaje para disputar la actual Sudamericana, donde se metió en segunda fase tras superar en ambos partidos de la serie a Zamora de Venezuela.

LEER MÁS ►► Poco margen para el error si quiere cumplir lo proyectado

Pero la realidad indica que el Sabalero dio un gran paso hacia atrás con la derrota ante el Granate, ya que todos los equipos que están por encima de su línea sumaron, y los primeros salvo Boca lo hicieron de a tres. Por este motivo el cotejo ante Godoy Cruz es clave para mantener la ilusión de pelear por un lugar en el máximo certamen continental del año que viene, cuando luego del cotejo en Mendoza queden 18 puntos en disputa.

Colón hoy se encuentra en la 9ª ubicación con 31 puntos, con una diferencia de gol de +5. Por su parte, Godoy Cruz está 3° con 37. Es decir que una victoria lo metería al equipo santafesino nuevamente en la pelea por ingresar a dicha Copa, mientras que el empate no sería un buen negocio. En tanto, una derrota haría prácticamente imposible que pueda recortar la ventaja de nueve puntos con 18 en juego.

Más abajo de Godoy Cruz, con 36 unidades, se encuentran San Lorenzo e Independiente, que tienen entre ellos un partido pendiente, que disputarán el próximo 4 de abril, en el Libertadores de América de Avellaneda. Dicho cotejo en su momento se postergó debido a que el Rojo debía jugar la final de la Recopa Sudamericana contra Gremio de Porto Alegre.

En tanto, con 35 puntos, fuera de los que se estarían ganando el derecho de participar de la Libertadores, se encuentra Racing, que estaría ocupando el primer lugar entre los conjuntos que jugarán la Sudamericana del año que viene. Por su parte, con 34 puntos se encuentra Unión, y Huracán tiene 33.

Si bien hoy el Sabalero se estaría ganando la posibilidad de jugar el segundo torneo en importancia del año que viene, en esa posición se encuentra muy apretado por los equipos que vienen atrás. Debajo de la línea de Colón (31 puntos) se encuentra Estudiantes (31 unidades, pero peor diferencia de gol) y Argentinos (30). Defensa, por su parte, también tiene 30 pero peor diferencia de tantos que el Bicho, razón por la cual se estaría quedando sin la posibilidad de jugar una copa internacional.

LEER MÁS ►► "Seguimos estando cerca de los objetivos"

En resumen, al equipo de Domínguez no le queda otra que ir a ganar a Mendoza para atesorar en las últimas jornadas una chance de llegar a la Libertadores. En esa carrera está a cinco puntos de Independiente, que es el último clasificado, aunque como se expresó más arriba tiene un cotejo pendiente frente a San Lorenzo. Por la otra copa tampoco se puede descuidar, ya que solamente le lleva un punto al primer equipo que estaría quedando fuera de los que clasifican (Defensa).

Domínguez para este cotejo vital ante el Tomba no podrá contar con Matías Fritzler, quien fue expulsado frente a Lanús. Tampoco podrá hacerlo con Pablo Ledesma ya que padece una lesión muscular. Por su lado, Mariano González está mejor del desgarro del cual se viene recuperando, aunque es poco probable que tenga el alta futbolístico para ser tenido en cuenta en el Malvinas Argentinas.

De este modo, el DT debe armar en la semana previa a dicho encuentro el mediocampo, que estaría conformado por Adrián Bastía y Christian Bernardi con seguridad. Los otros candidatos a ingresar en dicha zona, ante las bajas por lesión y suspensión, son Crisitian Guanca, Marcelo Estigarribia y Facundo Silva.