Hace un par de días Newell's le envió a Colón una carta documento donde le dio un tiempo de 24 horas para comprar el 50% de Guillermo Ortiz, que por contrato debía hacer antes de que termine el mes de julio. Como los dirigentes sabaleros no cristalizaron la operación, los rosarinos los instaron a que se haga efectiva, con la amenaza de recomprar la mitad de la ficha que les habían vendido en su momento.

"Guille (Ortiz) es jugador de Colón. El presidente sabe lo que pensamos. Él (por José Vignatti) habló con la gente de Newell's y deberá resolverlo con ellos. No sé más que eso. Desconozco cómo es el tema. Ahora solo pienso en el armado del equipo para jugar contra Patronato", manifestó Eduardo Domínguez cuando fue consultado este miércoles luego del entrenamiento que realizó el plantel en el Predio.

Por su parte, Cristian Damico, vicepresidente de Newell's, en su momento había pronunciado: "El que maneja la situación es Colón, tiene la prioridad. Esto se soluciona con Vignatti viniendo a Rosario con la chequera y firmando la venta".

LEER MÁS ►► Cómo le fue a Domínguez en los inicios de semestre con Colón

Luego, el dirigente leproso tiró: "Colón podría haber pagado hace 20 días y sacarse este problema de encima, por lo cual esto hay que resolverlo porque se cierra el mercado de pases. Tenemos la posibilidad de ubicarlo a Ortiz en un equipo de afuera".

El mismo Ortiz luego del cotejo ante Morón por Copa Argentina, se expresó de la siguiente manera: "Estoy tranquilo porque me siento bien acá. Tengo un respaldo y me gané todo dentro de la cancha. Por ahora no soy caro (risas). Quizás más adelante sí. Hablé con el presidente (José Vignatti) y tengo su respaldo. Me manifestaron que harán uso de la opción y por eso respeto todo lo que hacen los dirigentes".

LEER MÁS ►► ¿Colón inscribe a Claudio Yacob?

Pero llegó la carta documento y los dirigentes sabaleros ya no le pudieron dar más vueltas al asunto, tras las palabras del jugador, el técnico y el pedido de Damico, se reunieron los dirigentes de ambas instituciones en Santa Fe y llegaron a un acuerdo para el pago de la opción que tenía a favor Colón, que asciende a 500.000 dólares netos (una entrega ahora y luego dos cuotas).

Además estuvo presente Fabián Basualdo, representante del defensor, quien llegó para intentar negociar un nuevo vínculo con los dirigentes, que tiene que ver con la parte económica y con la duración del mismo.