Para el próximo 12 de septiembre fue fijada la audiencia entre Universidad de Chile y Mauricio Pinilla, a causa de la demanda laboral interpuesta por el delantero tras su caótica salida de los azules.

Y justamente es esta fecha una de las complicaciones que tiene el atacante para poder fichar en otro club y así poder continuar su carrera deportiva, dado que para poder realizar ello, necesita el finiquito de su contrato con la U, algo que no ha estado dispuesto a firmar dado el requerimiento jurídico que presentó.

A ello se suma que en esa fecha la gran mayoría de los mercados de fichajes estarán cerrados, situación que lo harían esperar hasta una nueva apertura de mercados.

Eso sí, mientras resuelve su situación con los azules, el delantero podría solicitar un Certificado de Transferencia Internacional (CTI) provisorio y así poder fichar en un club diferente, mientras se resuelve el estado de sus derechos federativos y de los cuales Colón de Santa Fe insiste en ser el dueño luego del contrato de cesión que el atacante firmó.

De ahí en más, y más allá de las ofertas que pueda tener de México o Argentina, Mauricio Pinilla debe encontrar un equipo que esté dispuesto a correr el riesgo de ficharlo y luego, dependiendo de la resolución de su futuro deportivo, no poder contar con él, a menos que decidan negociar con Colón de Santa Fe, algo que de momento el jugador ha descartado porque a través de sus abogados insiste en no tener relación con el cuadro argentino.

Asesorado por el Sifup, Pinilla busca ahora que la ANFP lo declare como jugador libre, algo que desde el ente rector del fútbol chileno ya habrían descartado debido que para poder proceder con ese requerimiento es fundamental el finiquito con su anterior club, algo que dada la demanda del delantero a los azules, no se resolverá antes del 12 de septiembre próximo.