Colón
Miércoles 10 de Enero de 2018

Colón podría repatriar a uno de sus mejores jugadores de los últimos tiempos

Los dirigentes sabaleros intentan potenciar el plantel con jugadores de jerarquía para afrontar las tres competencias que disputará en 2018. Surgió el rumor de sumar a un jugador de mucha clase, que brilló con la Sangre y Luto

Mientras el plantel de Colón realizar la parte más exigente de la pretemporada en Paraná, los dirigentes con Horacio Darrás a la cabeza y en permanente contacto con José Vignatti, quien se encuentra en el Viejo Continente encabezando otras negociaciones viales para las arcas del club, intentan cerrar la llegada de los refuerzos de jerarquía que pretende Eduardo Domínguez.

Habría siete gestiones encaminadas, ya que la idea del entrenador es incorporar volantes, delanteros y un lateral por la izquierda. En las últimas horas quedó descartado el nombre de Cristian Espinoza, un viejo anhelo del DT, aunque el delantero seguirá en Boca, donde está a préstamo del Villarreal.

Sin embargo, los rumores indican que en el mercado de pases el Sabalero estaría a punto de dar el golpe al contratar a un jugador con el cual ya tendría acordado lo que ganaría en Santa Fe y se intenta llegar a un arreglo con su club de origen.


En ese sentido, el nombre que ganó estado público es Alan Ruiz, quien brilló con la camiseta sabalera aunque su salida del club fue polémica, ya que protagonizó algunos incidentes con hinchas y fue muy cuestionada la permanencia de Federico, su hermano, que llegó de la mano con el volante de enganche que también jugó en San Lorenzo y Gimnasia y Esgrima de La Plata.

Si bien Vignatti se encuentra en Europa, donde asistió a la sede que la FIFA tiene en Zurich y también tiene planeado cerrar el acuerdo con Bayer Leverkusen por el pase de Lucas Alario, tomó contacto con Ruiz, quien pretende un cambio de aire luego de no estar en la consideración del entrenador del Sporting Lisboa de Portugal.

Alan llegó en julio de 2015 a Colón, procedente del Gremio de Porto Alegre, donde dejó una gran imagen, convirtiendo goles de muy buena factura y ayudando a una muy buena campaña que protagonizó el ahora campeón de la Copa Libertadores de América.

En cuanto a su ficha, debutó en Gimnasia de La Plata, donde estuvo entre las temporadas 2010/2011 y la 2011/2012, donde jugó 32 encuentros, muchos de ellos ingresando desde el banco de los relevos, aunque no convirtió.

Luego pasó a San Lorenzo, donde estuvo desde 2012 a 2014. En la entidad de Boedo jugó 39 encuentros y consiguió tres tantos. Posteriormente pasó a Gremio de Porto Alegre, donde jugó 40 encuentros, con cinco conquistas, para desembarcar nuevamente en el Ciclón, donde solamente estuvo presente en seis duelos.


Fue entonces que se produjo su arribo al Sabalero, donde los ocho goles en 25 partidos despertaron el interés de Sporting Lisboa por contratarlo. En el club portugués, donde jugó de titular en los últimos partidos de la Champions League, jugó hasta aquí 34 cotejos y consiguió siete goles.


Embed


Sin dudas que si se llega a concretar su llegada se tratará de un jugador de jerarquía que sume el Sabalero, aunque su polémico paso por el club, sumado a otros antecedentes que protagonizó en sus anteriores clubes, que se repitieron en el Sporting, no condice con la conducta y la disciplina que pretende imponer Domínguez, por las cuales no siguió en el plantel el paraguayo Fidencio Oviedo y no aceptó que llegue Brian Fernández.