El presidente José Vignatti por estas horas se encuentra viajando rumbo a Alemania, donde intentará cerrar todos los detalles que le restan a la venta de Lucas Alario al Bayer Leverkusen. De dicha operación el club se verá beneficiado con una buena suma de euros.

Está claro que las arcas del club se verán muy beneficiadas con el ingreso de dicho dinero, razón por la cual el titular sabalero le pone trabajas a la partida de Germán Conti, ya que la institución no está necesitada de vender y pretende contar con el marcador central para afrontar los próximos objetivos deportivos.

La idea de Vignatti es potenciar al equipo con jugadores de jerarquía y nivel, que le den la chance al Sabalero de se protagonista en la Sudamericana y en el torneo local tener la chance de lograr una buena ubicación que le de la posibilidad de disputar en 2019 otro certamen internacional, como máxima aspiración está disputar la Libertadores.

LEER MÁS ►► El plantel de Colón puso manos a la obra

Es por eso que viene insistiendo desde hace mucho tiempo con Brian Fernández, ya que lo considera del perfil futbolístico que el equipo necesita para intentar dar el salto de calidad. Pero como ya chocó en el mercado de pases anterior con Eduardo Domínguez, quien le bajó el pulgar por sus problemas extrafutbolísticos, en declaraciones públicas el presidente dejó condicionado el arribo del santafesino al pensamiento del DT.

En la charla que mantuvieron Vignatti y Domínguez se pusieron sobre la mesa varios jugadores del perfil que pretenden contratar para reforzar el plantel. Como lo informó UNO Santa Fe, los cañones se apuntaron a Facundo Bertoglio (APOEL Nicosa de Chipre), Lucas Albertengo (Independiente) y Cristian Espinoza (Boca).

En tanto, trascendieron el nombre de dos jugadores que tienen un pasado muy importante por el fútbol argentino y en sus respectivas selecciones. Los jugadores en cuestión son el rosarino Maximiliano Rodríguez y el colombiano Teófilo Gutiérrez.

LEER MÁS ►► Nombres que suenan por el barrio Centenario

Maxi Rodríguez acaba de cumplir 37 años y su presente futbolístico está en Peñarol, donde llegó hace seis meses luego de haber sido protagonista de la temporada 2016/2017 con Newell's en el campeonato de Primera División de nuestro país. Se trata de un referente que incluso tuvo un gran paso por la Selección y el fútbol europeo. Sin embargo, La Fiera manifestó antes de ir a Uruguay que en el único club de nuestro país donde jugaría sería en La Lepra.

Mientras que Teo Gutiérrez tiene 32 años y actualmente juega en Junior de Barranquilla. En la última temporada del fútbol argentino jugó en Rosario Central, club que invirtió mucho dinero para poder disfrutarlo. Se trata de un delantero de una categoría indiscutible, aunque su comportamiento extrafutbolístico no condice con lo que viene pregonando Eduardo Domínguez en Colón. Seguramente estará en el Mundial de Rusia con la selección cafetera.

A pesar de ser solo rumores y que sus contrataciones resultarían muy complicadas, está claro que estos dos jugadores son del perfil que buscarán los directivos en el mercado de pases. Colón está en condiciones de hacer una inversión para contratar jugadores de esta envergadura, ya que su nueva incursión a nivel continental lo amerita.