En un estadio Brigadier López a pleno sol, Colón igualó con San Martín de San Juan 3-3 y, pese a seguir invicto tras jugar ocho fechas en esta Superliga, dejó escapar la chance de acercarse al segundo puesto de la tabla que lidera Boca. Matías Fritzler, Tomás Chancalay y Diego Vera marcaron para el Sabalero; en tanto Claudio Mosca, Matías Escudero y Luis Ardente, de penal.

Bajo un intenso calor en Santa Fe, Colón salió a hacerse dueño del trámite ante un Santo que, sin dudas, dejó en claro que llegaba para esperar y salir de contra. Fue evidente, ya que en los primeros 5' se vio cómo el dueño de casa dominaba las acciones, pero sin darse cuenta, después se descuidó y eso lo pagó caro. Más que nada, porque a los 9' y, en la primera incursión ofensiva, la visita aceleró por derecha y, tras un centro, apareció por el medio del área y sin marca, Claudio Mosca, que sacudió la modorra con el 1-0.

Un baldazo de agua fría para un sabalero, que quedó tambaleando, ya que después dejó muchas dudas en el fondo, más que nada por el lado de Clemente Rodríguez, que evidenciaba muchos problemas. Demoró varios minutos en acomodarse y, en este sentido, fue creciendo el manejo de Leonardo Heredia y Cristian Guanca. Tomás Chancalay también buscó desequilibrar por la izquierda, pero lo hizo en cuentagotas y el elenco de Néstor Gorosito hacía su negocio.

Dos cabezazos de Diego Vera plasmaban que el Rojinegro se adelantaba en el campo. Después de los 30' fue casi todo de Colón y, de tanto ir, llegó un gran testazo de Matías Fritzler tras un córner a los 42' para estampar el empate 1-1 y darle tranquilidad a un enojado Eduardo Domínguez, que se lo notó disconforme con el rendimiento del equipo. De esta manera llegó el pitazo final de Juan Pablo Pompei, con la igualdad parcial 1-1 en el estadio Brigadier López.

Un arranque fulgurante y un final sin cierre

Colón cambió radicalmente su imagen en el amanecer del segundo tiempo, ya que a los 30" y en la primera aproximación desniveló el trámite con una exquisita definición de Tomás Chancalay para el 2-1. Sin dudas una acción de tranquilidad después de haber jugado un flojo primer acto. Pero para refrendar todavía más esto, otra vez el desfachatado Chancalay ganó en el mano a mano por la izquierda y, tras un centro, apareció Diego Vera para estampar el 3-1.

Un arranque furioso del Sabalero, que se llevaba literalmente por delante a su rival. Incluso pudo llegar a un cuarto de haber estado más certero. Una situación que volvía a sorprender, más que nada por lo que muestra el equipo de un tiempo a otro. Sin dudas que el lavado en los vestuarios de Domínguez surtió efecto. Pero en el fútbol la cosa no está dicha hasta que el árbitro pita el final y fue así como el Santo, que daba la sensación que estaba golpeado, llegó al descuento a los 17' a través de Matías Escudero.

Esto generó el enojo del entrenador Sabalero, que sintió que hubo una importante distracción. A partir de allí se produjo otro vuelco en el trámite, porque la visita se adelantó y prácticamente impuso condiciones ante el dueño de casa, que se desmoronó físicamente. El calor jugaba también su partido y se lo hacía sentir al Rojinegro, que no podía salir de su arco y el conjunto de Néstor Gorosito era cada vez más profundo. Y de tanto ir, un centro dio en la mano de Gustavo Toledo y Juan Pablo Pompei cobró un correcto penal.

Después llegó la ejecución de un infalible Luis Ardente, que quemó a Alexander Domínguez para poner el 3-3 final. Hubo dos acciones más en el cierre, pero que no cambiaron el resultado. Llegó el pitazo final de Pompei, con el que se bajó el telón de un partido muy entretenido.

Al momento del análisis, otra vez Colón volvió a dejar escapar un partido que tenía en el bolsillo. Volvió a jugar mal y, de no ser por haber jugado bien los primeros 15' del complemento, el final pudo haber sido otro. Algo que deberá ajustar el cuerpo técnico de Eduardo Domínguez si quiere seguir siendo protagonista, pese que sigue estando invicto en la Superliga.

Síntesis

Colón: Alexander Domínguez; Gustavo Toledo, Germán Conti, Guillermo Ortiz, Clemente Rodríguez; Leonardo Heredia, Matías Fritzler, Pablo Ledesma, Tomás Chancalay; Cristian Guanca y Diego Vera. DT: Eduardo Domínguez.

San Martín de San Juan: Luis Ardente; Gonzalo Prósperi, Matías Escudero, Leandro Vega, Mauricio Casierra; Nicolás Maná, Álvaro Fernández, Emiliano Agüero, Claudio Mosca; Gabriel Carabajal y Facundo Barceló. DT: Néstor Gorosito.

Goles: PT 9' Claudio Mosca (SJ), 42' Matías Fritzler (C); ST 30" Tomás Chancalay (C), 6' Diego Vera (C), 17' Matías Escudero (SM) y 44' Luis Ardente, de penal (SM).

Cambios: ST 9' Mamiliano Rodríguez x Emiliano Agüero (SM) y Martín Luque x Nicolás Maná (SM), 20' Marcelo Estigarribia x Leonardo Heredia (C), 25' Nicolás Messiniti x Facundo Barceló (SM), 30' Nicolás Leguizamón x Tomás Chancalay y Jonathan Galván x Guillermo Oriz (C).

Amonestados: Fritzler y Leguizamón (C); Agüero (SM).

Árbitro: Juan Pablo Pompei.

Estadio: Brigadier López.