Colón jugará un partido trascendental el próximo lunes 2 de abril frente a Godoy Cruz de Mendoza, en el estadio Malvinas Argentinas, en su afán por llegar a la Copa Libertadores del 2019. Los dirigentes hicieron un gran esfuerzo económico para sumar jugadores de calidad y jerarquía en el receso con el fin de lograr ese objetivo, pero los últimos resultados lo relegaron en esa disputa.

El Tomba es uno de los equipos que se encuentra ubicado entre los primeros cinco de la tabla de colocaciones. Ostenta 37 puntos (marcha en el 3° lugar) y le lleva seis al Sabalero. Por lo tanto, con una victoria quedaría a tiro del conjunto tombino, mientras que una derrota lo dejará casi sin chances de darle alcance cuando luego quedarán para el final de la Superliga 18 puntos en disputa.

Eduardo Domínguez tuvo dos semanas para trabajar con la mente puesta en este partido, aprovechando el parate por los amistosos FIFA. Y su tarea fue ardua, sobre todo para armar el mediocampo, ya que no podrá contar con el suspendido Matías Fritzler y con los lesionados Pablo Ledesma y Mariano González, tres de los jugadores más experimentados del plantel.

LEER MÁS ►► "Dependemos de nosotros para entrar a una Copa"

Por lo tanto todo se reducía a encontrarle el socio en la zona central de la mitad de la cancha a Adrián Bastía, quien en el partido ante Olimpo se ganó un lugar entre los titulares y se hizo inamovible desde la expulsión de Fritzler ante Lanús.

Todos los cañones apuntaban a que solucionaría el inconveniente ubicado a Facundo Silva como su acompañante por el centro, para terminar de conformar dicha zona con Christian Bernardi por derecha y Tomás Chancalay por izquierda. Es más, otra especulación era que podía incluir a otro volante para relegar al juvenil que viene de actuar en calidad de sparring de la Selección Argentina mayor en Manchester y Madrid.

Pero este jueves Domínguez recibió otra inesperada y mala noticia. Es que Bernardi sufrió una distensión en el gemelo de su pierna derecha y está descartado para jugar ante Godoy Cruz. De esta manera, el DT pierde a otro titular para un partido clave en la carrera por ingresar a la Libertadores. De hecho, tanto el ex-Instituto como Fritzler, Ledesma y González podrían perfectamente haber estado desde el inicio en Mendoza si estaban en condiciones de jugar.

LEER MÁS ►► Domínguez: "Ante Godoy Cruz no es un partido decisivo"

De esta manera aventurar un equipo para el partido del próximo lunes en Mendoza parece una verdadera quimera. Lo único concreto es que en el medio Facundo Silva tendrá un lugar, aunque podría ser por la derecha, para que ingrese Estigarribia como socio de Bastía y mantener a Chancalay por la izquierda.

En tanto, también está la alternativa de que ingrese Cristian Guanca por derecha, que Silva y Bastía conformen la dupla de volantes centrales y que Chancalay o Estigarribia se muevan por la izquierda.

Una chance más remota según las declaraciones de este miércoles del entrenador, aunque no habría que descartarla, es que Cristian Galván se pare como mediocampista central junto al Polaco, que Silva se corra a la derecha y que por la izquierda se paren Chancalay o Estigarribia.

Así las cosas, los 11 para visitar al Tomba serían los siguientes: Alexander Domínguez; Gustavo Toledo, Germán Conti, Guillermo Ortiz y Gonzalo Escobar; Guanca o Estigarribia, Bastía, Silva y Chancalay; Alan Ruiz y Javier Correa.