Es muy probable que las imágenes del penal atajado por Burián y el convertido por Ortiz perduren por mucho tiempo. Y estén por delante de otras cosas que hacen al todo de la cuestión en análisis.

Desde los números es innegable que el rendimiento de Colón desde el arribo de Eduardo Domínguez es inobjetable. Después se podrá analizar la manera de jugar del entrenador, con muchos intérpretes de jerarquía que tiene en el plantel. Es más, el orientador deslizó este domingo post Tigre que cada cual puede pensar lo que quiere a la hora de elegir gustos.

Por allí se espera con un grupo que combina experiencia y juventud, pero en el cual la dirigencia invirtió, que pueda mostrarse de otra manera a la que al menos, en este 2018, se le vio a Colón en todas las canchas del país y exterior (Venezuela y Brasil).

Si hay que ir los torneos en sí hay también un mensaje claro: Colón espera las semifinales de la Copa Santa Fe, aguarda por San Lorenzo en la Copa Argentina y asoma Junior de Barranquilla en la Copa Sudamericana. Es decir que continúa disputando todas las competencia. La casera recién arrancó, en un camino largo pero que por el momento tiene a Rosario Central con puntaje ideal y Boca en condiciones de alcanzarlo este lunes.

LEER MÁS: La jugada que pudo cambiar la historia del partido para Colón

Pero yendo a los números finos y partidos que les tocó afrontar en el estadio Brigadier López, muchas veces ante lleno total, dan cuenta de un retroceso numérico importante en cosecha de victorias en lo que va del año. Verdaderamente a Colón le cuesta mucho sumar de a tres e inclusive anotar goles (11 de los 15 goles los marcó en tres partidos).

En materia de Superliga, el Sabalero disputó 8 partidos en 2018: ganó apenas dos (Gimnasia 1-0 y Patronato 4-0), empató tres (Huracán y River, ambos 0-0, y Tigre 2-2) y perdió tres (Independiente 1-0, Lanús 2-1 y Vélez 1-0).

Por la Copa Sudamericana tuvo el 1-0 sobre Zamora (Conti) y la reciente derrota 1-0 frente a San Pablo, más allá de superarlo después 5-3 por penales para pasar de ronda.

En Copa Santa Fe aplastó 5-0 a Ex-Alumnos (tres de Correa y dos de Ruiz) y después con un equipo mix igualó 1-1 frente a Rosario Central (Leguizamón), al que doblegó después 2-1 en el Gigante de Arroyito.

Por ende, antes de recibir a Unión como próxima presentación en el estadio Brigadier López, los rojinegros ganaron cuatro partidos, empataron y perdieron la misma cantidad (44,44%).

Y casi la mitad de los goles (7 de 15) fueron marcados por Javier Correa. En seis partidos matuvo su valla invicta pero en cinco no pudo convertir. Datos, números, registros que marcan un rendimiento por debajo de los esperado aunque esa imagen sea lo más fresco: Ortiz poniendo al equipo con el pasaporte listo para pisar Colombia.