Una vez que Colón cerró su participación en la temporada 2017/2018 los jugadores emprendieron sus vacaciones a la espera del 7 de junio, cuando el plantel volverá a entrenarse de cara a los nuevos desafíos deportivos. El primero será el 7 de julio frente a Deportivo Morón, por los 32avos de final de la Copa Argentina, aunque por delante estará la segunda fase de la Copa Sudamericana y la primera parte de la Superliga.

La primera tarea que debieron resolver los dirigentes fue la continuidad de Eduardo Domínguez, quien luego de algunas idas y vueltas se decidió por quedarse en el Sabalero. Fue clave el triunfo ante Racing, donde el equipo abrochó uno de los objetivos de la temporada que era clasificarse a un certamen internacional.

Vale recordar que antes de ese cotejo el DT se había reunido con los directivos y les había comunicado su decisión de marcharse. En ese momento el equipo llegaba de empatar ante River y de caer ante Vélez (ambos en el Brigadier López) y todo parecía indicar que el objetivo no se podría cristalizar.

LEER MÁS ►► #ElPibede40: Colón arregló la continuidad de Bastía

Pero la gran victoria ante la Academia cambió el ánimo y el análisis de todas las partes, quienes se pusieron de acuerdo para continuar con el contrato que vencerá en junio del año que viene. Una vez que se había hecho público el alejamiento del entrenador, su nombre comenzó a sonar con fuerza en Emelec de Ecuador, Estudiantes de La Plata y Belgrano de Córdoba.

Es por eso que ahora los directivos están abocados exclusivamente a la conformación del nuevo plantel. En cuanto a las primeras novedades indican que Adrián Bastía arregló un vínculo por una temporada más, por lo que jugará hasta junio del año que viene con la rojinegra y luego le pondría punto final a su carrera.

Sin embargo, hay otros futbolistas que el DT considera fundamentales y con los cuales se intentará negociar un nuevo préstamo, aunque la tarea no será nada fácil. Sobre todo en el arco, donde Alexander Domínguez manifestó una vez llegado a su Ecuador natal que pretendía volver a Colón.

A pesar del deseo del DT, Monterrey tasó su salida del club en 1.500.000 dólares, lo que sería inviable para las arcas sabaleras atendiendo a que luego habría que arreglar con el arquero un contrato en dólares que sería muy costoso.

Es así que Colón salió de lleno al mercado de pases a buscar un arquero. Así lo manifestó hace un par de días el presidente José Vignatti, quien admitió que les habían ofrecido a Guillermo Sara -no continuaría en Boca-.

El hecho es que el máximo titular sabalero viene trabajando hace un buen tiempo en el reemplazante de Domínguez, incluso apenas terminó el encuentro ante Racing, ya que el mismo día se reunió con Leandro Burián, el uruguayo que cerró un gran campeonato con el subcampeón Godoy Cruz de Mendoza.

LEER MÁS ►► Vignatti: "Tenemos que salir a contratar a un arquero"

Al charrúa se le vence su contrato y Vignatti le ofreció un acuerdo económico muy superior al que tiene en el Tomba. Se trata de la gran apuesta del presidente, ya que al momento de juntarse con Burián todo hacía indicar que Domínguez no continuaría en el Sabalero.

En cuanto a las continuidades, los dirigentes están muy cerca de cerrar un nuevo préstamo con Independiente por Gustavo Toledo, mientras que también se intenta llegar a un acuerdo con Matías Fritzler y Marcelo Estigarribia, dos piezas vitales en la última temporada.