La caída ante Belgrano significó un duro golpe para el Sabalero, ya que además de no sumar, le permitió a un rival directo como el Pirata superarlo en la tabla y relegarlo a la 12ª posición fuera de la zona de ingreso a la Copa Sudamericana. Pero además, si esta tarde Unión al menos empata frente a Talleres, el elenco rojinegro quedará 13°.

Colón dejó pasar una chance importante de comenzar a concretar su objetivo, pero como a lo largo de toda la Superliga, volvió a fallar en una instancia clave. Es creer o reventar, pero cada vez que se enfrenta a un rival de igual o mayor jerarquía no puede dar el salto de calidad.

No es casualidad que los últimos tres triunfos de Colón fueron ante dos equipos descendidos como Olimpo y Chacarita y el restante frente a Patronato que está ubicado en la 20ª posición. Este año el Sabalero perdió ante Boca, Independiente, Godoy Cruz y Belgrano. En tanto que igualó frente a Huracán.

LEER MÁS ►► Germán Conti: "Solo estoy pensando en lo que pasa acá"

Es decir, no pudo superar a ninguno de los equipos que están en las primeras posiciones y es por eso que a tres fechas del final, su clasificación a la Sudamericana es incierta. De los nueve puntos que le restan, da la sensación que con cuatro no le alcanzaría y es por eso que necesitaría ganar al menos dos.

El lunes 7 de mayo el Rojinegro recibirá nada menos que a River, que suma seis triunfos consecutivos en el torneo doméstico y que claramente será un rival muy complicado. Y tres días después deberá completar los 68' ante Vélez. Mientras que en la última fecha (resta definir el día y el horario) deberá visitar a Racing, otro rival que pugna por ingresar a las copas.

Así las cosas, el fixture de Colón en la recta final es realmente complicado y a partir de allí se generan las dudas respecto a si este equipo podrá lograr el objetivo. José Vignatti declaró públicamente que no clasificar a la Sudamericana significará un fracaso. En tanto que Eduardo Domínguez prefirió esquivar la polémica cuando lo consultaron por la frase del presidente rojinegro.

LEER MÁS ►► Eduardo Domínguez: "Si el presidente piensa eso, es cosa de él"

Pero la realidad indica que por plantel y presupuesto, no clasificar a una Copa significará un fracaso, dado que la temporada pasada con menos recursos el equipo logró hacerlo y para este año el desafío era dar el salto de calidad y por eso la inversión realizada para sumar refuerzos importantes.

Hasta aquí no lo hizo, en todo caso este Colón fue más de lo mismo. Marcó diferencias ante los equipos de menor valía y sucumbió ante los otros. Justamente, de los tres equipos que debe enfrentar dos de ellos son de jerarquía. Si es por los antecedentes, parecería difícil que el Sabalero pueda pegar el golpe, pero el fútbol está lleno de imponderables y ese debe ser el principal motivo para soñar con un final feliz.

LEER MÁS ►► El uno por uno del Sabalero en la caída ante el Pirata