Uno de los requerimientos de Eduardo Domínguez durante el receso fue que los dirigentes contraten a un delantero que llegue para potenciar el sector ofensivo. Cuando comunicó su pedido en diálogo con los medios manifestó que pretendía que se sume para darle otra alternativa a los jugadores con los que contaba en el plantel.

Sin embargo quien más cerca estuvo de desembarcar en el barrio Centenario fue el experimentado atacante uruguayo Mauricio Pinilla, quien abandonó la concentración de Universidad de Chile antes de un encuentro de la liga de aquel país ya que era inminente su acuerdo con el Sabalero.

Pero el atacante a último momento adujo problemas personales y plantó a Colón cuando incluso ya se había armado una conferencia de presentación que se realizaría en el mismo aeropuerto de Sauce Viejo.

LEER MÁS ►► Eduardo Domínguez le hizo frente a las críticas: "Para mí Colón juega bien"

Por lo que una vez que se cayó esta posibilidad los cañones comenzaron a apuntar a otros delanteros. Fue así como surgió la chance del uruguayo Gonzalo Bueno, quien es representado por Jairo Pachón, mismo representante que trajo a Leonardo Burián.

El atacante llega procedente de Patriotas de Colombia, club en el cual estuvo poco tiempo, y que tenía sus derechos económicos y federativos. Se trata de un atacante que se puede mover por las bandas y que ya jugó en el fútbol argentino con la camiseta de Estudiantes de La Plata.

"Gonzalo Bueno, luego de superar con éxito la revisión médica y firmar su contrato con la institución, concentra por primera vez junto al plantel profesional para enfrentar el viernes a Atlético Tucumán. ¡Bienvenido, Gonzalo!", informó el club a través de sus redes sociales.

Bueno nació el 16 de enero de 1993 en Montevideo (Uruguay) y es hijo del exfutbolista Gustavo "Zorro" Bueno. Hizo las inferiores en Nacional de Uruguay y a los 18 años debutó en Primera División (4 de junio de 2011), en la derrota ante Rampla Juniors por 2-0. A su primer tanto como profesional lo marcó el 18 de septiembre, cuando reemplazó a Tabaré Viudez (ex-River) y dejó su sello en la victoria por 4-0 ante Cerro Largo.

Luego se fue a jugar al Kubán Krasnodar de Rusia (2013/2014), volvió a Nacional (2015) para luego emigrar al Uniao de Madeira de Portugal (2015). En 2016 desembarcó en Estudiantes (2016), mientras que en la 2016/2017 vistió la camiseta de Defensor Sporting. En tanto, en la última temporada (2017/2018) nuevamente jugó en el Bolso uruguayo.