Los dos triunfos consecutivos revitalizaron el ánimo y la expectativa del plantel, luego de un final de 2017 y un inicio de 2018 complicado con cuatro derrotas en cadena. Ganar y mantener la valla invicta ante Newell's y el Zamora significó un buen punto de partida pensando en lo que viene.

Y precisamente en el futuro inmediato de Colón está Gimnasia de La Plata y nada menos que el Clásico que se jugará en 10 días. Pero Eduardo Domínguez y sus futbolistas saben que en estos casos lo mejor es enfocarse exclusivamente en el partido siguiente y no mirar más aunque luego visite a Unión.

LEER MÁS ►► Juego aéreo y valla invicta: la fórmula de Domínguez para ganar de visitante

Por lo cual está claro que el Sabalero pondrá lo mejor ante el Lobo, consciente que debe seguir sumando en su objetivo de clasificar nuevamente a una Copa. El DT cuenta con un plantel que posee recambio y eso se observó en el último cotejo cuando ingresaron algunos jugadores que no venían teniendo continuidad y que rindieron dejando conforme al entrenador.

Luego de tener el miércoles de descanso, este jueves por la tarde el plantel rojinegro retomará las prácticas por la tarde en el predio. Quedan varios por delante antes del compromiso frente a Gimnasia de La Plata y es por eso que recién entre sábado y domingo podrá comenzar a vislumbrarse la formación titular.